100 días de gobierno ¿Balance condicional? Seamos indulgentes Letrado Saad Sahli

0

El pasado día, el gobierno El Othmani ha cumplido los 100 días en la gestión gubernamental pero la crisis en el Rif marroquí, agravada, justamente por una peregrina declaración de los partidos de la mayoría, ha eclipsado total o parcialmente lo que debía ser el tradicional balance de los primeros 100 días.

De modo que no sería exagerado afirmar que la gestión de esta crisis en Huceima ha ensombrecido todas las realizaciones de este gobierno y lo que es, a todas luces, peor, previsible,

Así las cosas da un poco la impresión de que, siendo el epicentro de todo balance de su acción y de su gestión de los asuntos de la nación, el gobierno acuerda más bien poca atención no a la crisis en sí misma, sino a la comunicación en torno a ella o por lo menos una atención insuficiente.

En esta óptica tampoco sería desmesuradamente exagerado reconocer que, habida cuenta de la manera y condiciones en que se ha formado y sobre todo de cómo y por quién está formado así como por las, cuando menos, no fáciles condiciones en que ha trabajado hasta ahora, no sería justo proceder a valoraciones que, de todas formas, no pueden ser más que fragmentarias e incompletas cuando no subjetivas.

Digamos pues que cualquier balance de la acción de este gobierno de El Othmani pasa ineluctablemente de la solución de la tensión social en el Rif, más concretamente de la forma y calidad de esta solución porque orden de prioridades, a los marroquíes les interesa, hoy por hoy, la situación en el Rif más que cualquier otra cosa.