Abiyán: Como los todos los marroquíes, Ghali logró una foto-recuerdo con su Rey Khalil R’Guibi

0
Como todos los marroquíes, Ghali logró una foto-recuerdo con su Rey

 

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, internada hace 11 meses en un hospital de Nuakchot, antes de decidir regresar a su país: Marruecos, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… preferente y casi exclusivamente con una Ínfima parte de los saharauis. 

La mentora (y mentirosa) agencia argelina de prensa (APS ha presentado la fotografía “familiar” (y nunca mejor usado el término) de la Cumbre UA/UE en la que aparece el Rey Mohamed VI rodeado de la solicitud general de los jefes de las delegaciones de los dos continentes y el jefe de las milicias del Polisario, solo y desesperado, boicoteado hasta por la delegación argelina que lo evitaba como la peste, en un alarde de acusación indirecta de su responsabilidad en donde ha llegado Argelia en los foros regionales e internacionales, como una ”victoria”.
Pronto se dio  cuenta de que Brahim Ghali como todos los súbditos del rey Mohamed VI que desean tomar con su soberano una foto de recuerdo tanto más que era su “barood de honor”, no era lo que convenía a su demagogia.
Y es normal porque, mañana o pasado cuando Dios le Oriente hacia la buena vía, teniendo piedad de esta pobre población vegetando en estos campamentos argelinos de Tindouf, Brahim Ghali tendrá esta foto para probar su adhesión a su país: marruecos.
En los campamentos así se ve la foto y su destino. No pocos aquí creen que es el comienzo del fin de un espejismo y se preparan, como cada vez que expresen o intentan expresar su adhesión a sus verdaderos valores saharauis de lealtad y de apego al país y a su Príncipe de los creyentes, a una nueva ola de represión del ejercito argelino y sus esbirros polisaristas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here