Al dia siguiente del 1-O: Buscando dialogo desesperadamante Imrani Idrissi hamid

0

Como expresábamos en el artículo anterior, la llegada del 1 de octubre solo era el preludio de lo que aún queda por acontecer.

Desde entonces, independentistas y constitucionalistas siguen sin dar su brazo a torcer y desde sus distintas posiciones continúan dando pasos que les alejan cada vez más.
Imrani Idrissi Hamid
El discurso del rey de España, Felipe VI, se ha hecho esperar. Posicionado claramente a favor del cumplimiento de la Ley Constitucional y el Estatuto de Autonomía, en la misma línea del gobierno central, exigía con contundencia el freno de todo aquel que “vulnere de manera sistemática las normas aprobadas legal y legítimamente, demostrando una deslealtad inadmisible hacia los poderes del Estado”. Habla de algunos dirigentes de Cataluña como los responsables de “haber quebrantado los principios democráticos de todo Estado de Derecho y de socavar la armonía y la convivencia en la propia sociedad catalana, llegando –desgraciadamente- a dividirla. Hoy la sociedad catalana está fracturada y enfrentada”.

Este discurso ha caído como un jarro de agua fría para un gran sector de la población que esperaba en el monarca una figura mediadora en el conflicto, pues de hecho la palabra “diálogo” no asomó ni una sola vez en toda su disertación.
El premiado periodista Iñaki Gabilondo hacía unas interesantes reflexiones tras el discurso de Felipe VI: “La intervención del rey, ´in extremis´, a cinco minutos de que tocara la campana de la secesión en Cataluña es el acta notarial de un colosal fracaso del gobierno y de los partidos políticos nacionales en la gestión de este asunto. La incompetencia de nuestro gobierno y de las fuerzas políticas nacionales es extraordinaria. Han sido los responsables, en diferente grado, desde luego, de no haber construido en años ni una base de entendimiento desde la que frenar el crescendo soberanista, y dar alguna salida al conflicto cuando aún era posible. Su incompetencia histórica ha facilitado el independentismo, y ha empujado al Jefe del Estado al borde del abismo al que ayer se asomó”
El catedrático de Derecho Constitucional y ex Rector de la Universidad de Derecho de Sevilla, miembro de la comisión redactora del Estatuto de Autonomía de Andalucía y participante también en la redacción del Estatuto de Autonomía de Cataluña en 2006, Javier Pérez Rollo, denunciaba ya hace diez años que el propio Tribunal Constitucional había sido el responsable de romper el pacto constitucional: “Lo llevo diciendo desde 2007. Ya en mi primer artículo sobre el recurso al Tribunal Constitucional contra el Estatut argumenté que lo que se estaba poniendo sobre la mesa era un “golpe de Estado”. Lo escribía cuando se hizo la sentencia sobre la recusación del magistrado Pérez Tremps. Y avisé de que si el “golpe” triunfaba, nos íbamos a enterar y las consecuencias serían terribles. Cuando llegó la sentencia, en 2010, insistí por activa y por pasiva en que eso era cargarse la Constitución. Y lo mantengo…. Lo que se está haciendo es una cosa gordísima. Prácticamente se está suspendiendo la autonomía. Se está aplicando un 155 sin decirlo. Es la política del Gobierno: yo lo hago pero no lo digo. De esta forma, no me acojo a una norma jurídica que me pueda limitar. Yo tiro por la calle del medio con la seguridad de que los tribunales van a estar de mi parte.” Declaraciones recogidas en el Periódico “La Vanguardia” del 26/9/17
Tampoco parecen servirle al Gobierno del PP, con el apoyo del PSOE y Ciudadanos,  las propuestas ofrecidas por distintos sectores para mediar en el conflicto. Decidido a seguir con su línea sancionadora y represiva, niega la voluntad política de emprender las reformas precisas necesarias para una convivencia pacífica. Son muchas las iniciativas mediadoras que se ofrecen para conseguir un entendimiento entre las partes: la propuesta de la “declaración de Zaragoza”, del 24 de septiembre, donde distintos grupos políticos proponían una tercera línea consensuada tras la radicalización en la dualidad del conflicto. La oferta del Partido Nacionalista Vasco (PNV) como factor de estabilidad en estos momentos para España, ha sido desatendida por la Comisión Europea, quien prefiere quedar al margen de lo que consideran “asunto interno”. Tampoco ha sido atendida la petición de mediación de la Iglesia ni de Clero. Igualmente se han ofrecido Colegios Profesionales de Cataluña y hasta una treintena de filósofos en la mediación del conflicto y favorecer un gradual entendimiento entre los dos gobiernos. Todas estas propuestas y otras más han caído en saco roto por parte del gobierno del PP. Puigdemont aún pudiendo considerarlas, dice seguir con su hoja de ruta a la independencia.
La operación “tipo militar” de la policía el día del referéndum en Cataluña y que terminó con centenares de heridos, algunos graves, no será fácil de olvidar para la población catalana. Ni para muchísimos españoles. Ni para el resto de Europa y el mundo democrático. Muchos ciudadanos que no tenían inicialmente ganas ni intención de implicarse en esta consulta por no querer la independencia de Cataluña, salieron a la calle para manifestar su libertad en un estado considerado democrático.
Y muchos han sido los “tirones de orejas” a la actuación violenta del Gobierno de Mariano Rajoy. El periodista estadounidense Gleen Greenwald, uno de los fundadores de ‘The Interceipt’, publicación independiente on line dedicada principalmente al análisis político internacional y a la denuncia de los ataques contra la libertad de prensa, escribía: “¿Es hora de considerar sanciones contra Madrid? Y añadía: “¿O ese tipo de respuesta es sólo para gobiernos represivos no occidentales?”  El New York Times calificó a Mariano Rajoy de “matón intransigente” (El Plural, 3/10/17). Amnistía Internacional denunció el uso excesivo de la fuerza de la policía y la guardia civil el 1-O. El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos pidió una “investigación independiente e imparcial de todos los actos de violencia” ocurridos en Cataluña este domingo, alrededor del referéndum por la independencia de esa región de España. (CNN 2/10/17)
La población se divide, pero son muchos los que se niegan a ser manipulados para verse enfrentados al pueblo de Cataluña. Continuas muestras de solidaridad, respeto y cariño se vuelcan en las redes sociales. Una iniciativa ciudadana ha convocado para hoy sábado 7 de octubre  a las 12 AM hora local, a todos los que desde las puertas de sus ayuntamientos quieran hacer llegar a los implicados en este conflicto que el diálogo es el camino, “España, mejor que sus gobernantes”, porque la ciudadanía no quiere sentirse utilizada, no quiere sentir que se le miente. Su slogan será tan simple y contundente como querer tener la intención de evitar el peor de los desastres: “Hablemos” – “Parlem”
Para Rajoy la solución está en que Puigdemont y su gobierno admitan “la pronta vuelta a la legalidad y que suprima a la mayor brevedad posible su proyecto de hacer una declaración unilateral de independencia, porque con eso además ´se evitarán males mayores´” Estas son sus declaraciones a la Agencia Efe en el Palacio de la Moncloa (5/10/17)
Ante esta imposición y esta amenaza, Puigdemont hace caso omiso y afirma que proclamará la independencia en cuestión de días.
Fechas que rondan casualmente  las que en el año 1934 fueran tan importantes para el pueblo catalán: un 6 de octubre, en el año 1934 el entonces presidente de la Generalitat, Lluís Companys, proclamaba el “Estado Catalán de la República Federal Española”.
Y ahora, con carácter de urgencia, el día 5,  los doce magistrados del Constitucional aceptaron por unanimidad  suspender cautelarmente el pleno del Parlament que iba a celebrarse el próximo lunes día 9, tras la petición de amparo del Grupo Parlamentario Socialista catalán. El alto tribunal se anticipaba a la propia convocatoria de la Cámara, por lo que el portavoz del Ejecutivo Catalán, Jordi Turull ironizaba: “Suspenden plenos que ni siquiera están formalmente convocados… Qué eficacia”
Puigdemont insiste y ha pedido comparecer el martes 10  de octubre a las 18 h. en el Parlament para informar “sobre la situación política actual”.
Y es que el Gobierno está utilizando sus herramientas judiciales para presionar a Cataluña en defensa de la unidad de España  y de sus intereses, entre ellos los económicos. Ha aprobado ayer viernes, con el pacto del Partido Socialista y Ciudadanos, un Real Decreto que facilita la salida rápida de empresas ubicadas en el territorio catalán. Este es el acto de advertencia y presión del IBEX35 en contra de los independentistas. Ya están listas 120 empresas para abandonar Cataluña e instalar sus domicilios sociales en otros puntos de España, entre ellas el Banco Sabadell, Caixa Bank, Gas Natural, Mediolanum, Catalana Occident, Freixenet y Codorníu…
No podemos obviar que este conflicto está copando las portadas de periódicos y noticieros, donde se siguen los acontecimientos tan intensamente como suceden, porque en cualquier caso, suceda lo que suceda, estará afectando al país entero. Y España puede pasar en dos meses del “Barcelona somos todos” (atentado terrorista en las Ramblas) al “A por ellos” (fascistas animando a la policía que acudía al control anti-referéndum del 1-O). Puede darse cualquier situación y cualquiera puede ser la respuesta del pueblo español. 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here