“Antes de olvidar” “Casablanca”, 75 años después

0
Considerada una de las tres grandes películas de toda la historia del cine (junto con “Ciudadano Kane” y “El padrino”, según el American Film Institute). Inspirada en una obra de teatro de Murray Burnett y Joan Alison

Infomarruecos/Conacentomarroqui/medios

   La película de “Casablanca” se estrenó el 26 de noviembre de 1942, en Nueva York. La ciudad de Casablanca estaba  en aquel momento bajo el régimen de Vichy lo que explica que, a pesar de los tres Oscar conseguidos por la película en 1944 (Mejor película, Mejor realizador y Mejor guión adaptado), no se estrenara en ninguno de los países del norte de Africa.

Mokhtar Gharbi
redaccion infomarruecos.ma-Tànger
    Considerada una de las tres grandes películas de toda la historia del cine (junto con “Ciudadano Kane” y “El padrino”, según el American Film Institute). Inspirada en una obra de teatro de Murray Burnett y Joan Alison.
    El tiempo también ha sido el encargado de revalorizar todo lo que tiene alguna relación con la película: el Oscar que consiguió Michael Curtiz se vendió en 2012, en una subasta en Santa Mónica (California) por 2,1 millones de dólares; y, dos años más tarde, por el piano que Sam tocaba en el Rick’s Café pagaron 3,4 millones de dólares en Nueva York.
     “Es una película que cautivó al público en las horas más sombrías de la Segunda Guerra mundial, y su mensaje sigue siendo pertinente. En ‘Casablanca’ todos los personajes están en una situación desesperada, bajo un régimen totalitario, que les fuerza a decidir cómo reaccionar frente a un mal inimaginable”.
    En los años 1940, Casablanca era ciudad tranquila, asomada al Atlántico, hasta el día en que Hal B. Walls, un productor de los estudios Warner, descubrió la obra teatral “Everybody Comes to Rick’s”, escrita en 1938 por Murray Burnett y Joan Alison, que no se había estrenado y estaba inspirada en los viajes que Murray hizo por Europa en la década de 1930.       “Everybody Comes to Rick’s”  fue comprada por 20 000 dólares y su título cambiado por “Casablanca”.
    A lo largo de los 75 años transcurridos desde su estreno, los recuerdos de “Casablanca” han recorrido varias veces las más importantes firmas de subastas del mundo. No solo el piano –que solo tenía 58 teclas y un chicle pegado en el taburete, y era propiedad de un dentista de Los Angeles- y el Oscar de su realizador; también se ha vendido un primer borrador del guión titulado “Todo el mudo viene a Rick’s” en más de 100 000 dólares y las puerta de entrada del café en 115 000; otro guión revisado en 68 500 dólares. Por el pasaporte de Ingrid Bergman en la película se pagaron  35 000 dólares y por los visados del matrimonio Lazslo 118 750 dólares. Lo más barato hasta la fecha: una silla del Rick’s Café adjudicada en 5000 dólares.