“Antes de olvidar” Se busca asilo para el venezolano Ramírez amigo del Polisario Por Hassan Achahbar

0
Tesorero y confidente del desaparecido presidente Chávez y rival político del heredero Nicolás Maduro, Rafael Ramírez corre el riesgo de caer preso en su país

 

El representante de Venezuela ante las Naciones Unidas, Rafael Ramírez, y presidente durante los dos años del Comité de descolonización de los 24 (C24), estaría buscando asilo en Estados Unidos o algún país petrolero como Argelia.

Hassan Achahbar es uno de los mejores expertos marroquies en cuestiones latinoamericanas
El venezolano es recordado en Marruecos por sus sobreactuaciones en la IV Comisión, con su descarado apoyo al separatismo saharaui y por sus frecuentes altercados con el embajador marroquí Omar Hilale, “Desde que usted es presidente, el C24 ha sido deshonrado. Desde que usted es presidente, el C24 ha sido desacreditado. Desde que usted es presidente, el C24 ha sido politizado”, le ha reprochado Hilale.
A quien actúa como operador de turno y secuaz encargado por Argelia de pelear en su nombre en la ONU, y sin duda Rafael Ramírez lo hace, el calificativo venezolano “malandro” le calza perfectamente. Por eso, la contundente y oportuna respuesta a sus frescuras del representante de Marruecos, Omar Hilale, comentamos nosotros en este espacio el pasado 13 de junio.
La sobreactuación de Ramírez en el C24 de la ONU, en apoyo al separatismo saharaui tiene antecedentes. Acuérdese que ha sido el ministro facultado por el Comandante Hugo Chávez para viajar a Argel y entregar personalmente al Polisario un aporte valorado en dos millones de dólares. El propio Chávez reveló el 20 de septiembre de 2009, que varios miembros de su gobierno, entre ellos Ramírez, han viajado a los campamentos del Polisario en Argel.
El desenlace de la nueva trama Ramírez depende de cómo se resuelve su permanencia en el cargo en la ONU o su definitiva despedida. El hombre no es el bienvenido en Venezuela y sin la inmunidad diplomática de la que goza hoy como embajador, su situación sería insostenible, salvo que acepte la protección de alguno de los aliados del chavismo que no son muchos.
Tesorero y confidente del desaparecido presidente Chávez y rival político del heredero Nicolás Maduro, Rafael Ramírez corre el riesgo de caer preso en su país si regresa por las múltiples causas que se le investigan, esencialmente la malversación de fondos públicos por más de 11 mil millones de dólares durante su gestión al frente de Petróleos de Venezuela (Pdvsa), entre 2004 y 2014.
Lo cierto es que este hombre, llamado de “jefe de banda delincuencial” en la Asamblea Nacional de Venezuela e investigado en Estado Unidos por lavado de dinero, constituye una seria amenaza para el Clan del presidente Maduro y para los planes chavistas de perpetuarse en el poder mas allá de 2018.
Conoce muchos secretos sobre la corrupción chavista y no dudaría en hacer uso de lo que sabe para salvar el pellejo si debe perder la inmunidad diplomática. Su testimonio puede ser clave para aclarar múltiples investigaciones sobre la corrupción en su país, en el continente e incluso en África.
Fue zar petrolero en los gobiernos de Hugo Chávez y canciller de Maduro por tres meses y medio, antes de ser enviado en diciembre de 2014 a Nueva York para quitarle de encima. La mejor entre sus posibles opciones seria negociar un “acuerdo de delación premiada” con Estados Unidos. Es una probabilidad que no se descarta si se decide a colaborar con el “enemigo” para destapar la olla chavista.
Según reportes de la prensa, Rafael Ramírez guarda bajo la manga copias de miles de valiosos archivos, comprometedores para la cúpula chavista, apilados durante sus doce años de ministro de energía y presidente de Pdvsa. Revelaría cómo se ha manejado la caja negra del régimen y la financiación a organizaciones izquierdistas y separatistas en el hemisferio y en el mundo. Son estos archivos los que hoy le mantienen todavía en el puesto de embajador en la ONU y hasta le pueden valer el perdón por la afrenta al clan Maduro.
De fracasar la negociación en curso, lo más probable es que Ramírez opte por el retiro en algún país petrolero como Argelia, Cuba, Irán o Qatar, aunque lo ideal sería Estados Unidos pero para ello tendrá que pagar alto el precio.  
 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here