Asilah: Lugar de inspiración y arte

0

Asilah, también conocida como Arcila o Assilah, es una ciudad del Norte de Marruecos bañada por la costa Atlántica. Con una población de alrededor de 30000 habitantes, su situación geográfica la hace ideal como punto de partida desde el que visitar el resto del Norte del país, lo que, sumado a su clima suave constante a lo largo de todo el año, provoca que sea uno de los destinos más solicitados, especialmente en verano.

   También forma parte de la identidad de la ciudad su carácter bohemio, en gran parte por ser lugar de inspiración y evasión de numerosos artistas. Esto queda patente desde la primera toma de contacto en la diversidad de pinturas murales que decoran la medina y en el número de galerías de arte existentes.

Por qué viajar a Asilah

   Asilah tiene la facultad de combinar varias propiedades en una sola ciudad, cuestión que la hace única: por un lado su medina es una de las más cuidadas del país, y sus calles de gran anchura (si es comparada con otras de Marruecos) hace que resulte una opción ideal para todo el que quiera darse un agradable paseo, alejándose del continuo fluir de personas que se produce en la mayoría de las medinas.

   Por otro lado, la muralla que la escuda y que da al mar, escoltada por numerosos bastiones y que sirve de presentación de la Playa de los Cañones, resulta un lugar ideal para pasear o, como hacen muchos de sus ciudadanos, simplemente mirar al mar mientras que se mantiene una conversación.

   Finalmente, debido al carácter cultural de la ciudad, son numerosas las actividades que allí se ofrecen. Muestra de ello es el Festival Cultural Internacional “Moussem”, punto de encuentro de artistas y demás intelectuales. Normalmente se celebra en Agosto, lo que hace más interesante Asilah en esa época si cabe, pero puede cambiar de fecha en función del mes del Ramadán.

   Por lo tanto, Asilah puede llegar a ser el cobijo ideal para todo aquel que quiera desconectar y escaparse al país vecino, pero que a la misma vez quiera algo distinto: un lugar en la que a la magia del estilo de vida marroquí se le une una gran carga artística y una envidiable situación geográfica y climática, haciéndolo especialmente disfrutable en verano.

Cómo llegar

  El aeropuerto más cercano es el de Tánger, situado a unos 45 kilómetros de Asilah.

   Una vez que se llega allí, lo más cómodo es coger un taxi, bien sea contratándolo con anterioridad o bien haciéndolo en el momento de la llegada. El precio medio suele rondar los 25€ el taxi completo.

Al igual que Chaouen, Asilah tiene dos carreteras de acceso, una por el Norte y otra por el Sur.

Por el Norte se accede desde Tánger, bien por carretera nacional o por autovía; ambas están en muy buenas condiciones y se llega en aproximadamente 45 minutos. Desde el Sur, la población más cercana es Larache, a una distancia similar que Tánger y con una carretera también en buen estado, por lo que el tiempo que se tarda en llegar es similar.

   Asilah también tiene estación de tren, con muy buena comunicación con Tánger, y a un precio muy ajustado (aproximadamente 15 dirhams).

La compañía de trenes es la ONCF, se pueden consultar los horarios y los precios a través de la página.

Fuente : Siente Marruecos. viajes