19 C
Rabat
13UTC30mercredi20182018-04-25T14:45:13+00:00 mercrediUTC(0C_UTC0AvrE, "UTC13_Eth");
Inicio Crónica internacional Bajo la fórmula de que sea presencial y previa autorización judicial: recurso...

Bajo la fórmula de que sea presencial y previa autorización judicial: recurso del gobierno contra la investidura de Carles Puigdemont Imrani Idrissi Hamid

0
  • Con la nota informativa Nº 5/2018, el Tribunal Constitucional emitía su acuerdo tomado por unanimidad después de las casi seis horas en las que se había reunido con carácter extraordinario para decidir si admitía a trámite el recurso del gobierno contra la investidura de Carles Puigdemont: Aprueban permitir la investidura, pero siempre bajo la fórmula de que sea presencial y previa autorización judicial.

    Imrani Idrissi Hamid
    Y sin que ninguna de las partes las haya solicitado, anotan medidas cautelares: la imposibilidad de una investidura telemática o de voto delegado, opciones que desde Bruselas se barajaban, y el aviso a la Mesa del Parlament de que si incurriera en desobediencia podrían abrirse vías penales.
    El Presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se “reconfortaba” con el acuerdo: “Por ´suerte´, en España, funcionan el estado de derecho, la ley, la Constitución y los tribunales” declaraba este lunes en la emisora La COPE.
    No opina lo mismo el abogado español de Puigdemont, Jaume Alonso Cuevillas,  quien este lunes declaraba en una entrevista a 8TV y recogida por Europa Press “Nos reservamos acciones por prevaricación respecto a los magistrados firmantes del acuerdo; por connivencia con Soraya Sáenz de Santamaría, y reserva de acciones por si se hubiera producido un delito de usurpación de atribuciones”
    En la misma entrevista a la COPE, Mariano Rajoy añadía, opinando sobre el candidato a la presidencia del Gobierno Catalán “Carles Puigdemont no puede ser presidente de nada”.
    Pero la verdad es que para “no ser presidente de nada” parece “regirlo todo”. La Policía Nacional y la Guardia Civil llevan días rodeando el Parc de la Ciutadella donde se ubica el Parlament Catalán, e incluso inspeccionaron su alcantarillado. Se ha reforzado la vigilancia en puertos y aeropuertos (en la frontera  con Francia, en la Jonquera, la Policía Nacional este viernes inspeccionaba literalmente coches y maleteros) por si Puigdemont pretendiera retornar escondido. El fin de semana se activaba la alerta: en un avión privado procedente de Bruselas podría estar infiltrado el candidato y sus consejeros, pero no, sus ocupantes eran unos cazadores que habían llegado a Ocaña, Toledo, para disfrutar de una montería.
    Quedan pocas horas para la fecha de investidura, y todos los implicados “mueven ficha” alertas a la respuesta del contrincante. Alegaciones, escritos, declaraciones… un hervidero de actividad que nos mantendrá en vilo hasta el último momento.
    Y entre tanto ajetreo, el portavoz de comunicación del Partido Popular, Pablo Casado, el mismo que en octubre declaraba “Puigdemont puede terminar como Campanys” (haciendo alusión al fusilado por el franquismo President Catalán que declaró el Estado Catalán en 1934), recuerda al presidente del Parlament, Roger Torrent, que “tiene dos hijos, ya sabe a qué se atiene” (si permite la investidura de Puigdemont y recordándole el precedente de su antecesora Carme Forcadell) Puigdemont  ha colocado a Torrent en una situación muy comprometida al solicitar el amparo del Parlament sin ser detenido.
    También el candidato a la presidencia catalana, habría enviado una nota al Tribunal Supremo en la que,  acreditándose como diputado del Parlamento, le anuncia que goza de derechos inherentes  que no requieren de “autorización judicial” y que como parlamentario “goza de la plenitud de derechos y prerrogativas parlamentarias previstos en el Estatuto de Autonomía de Cataluña, el Reglamento del Parlamento de Cataluña y otras legislaciones aplicables”.
    En Bruselas, este mismo lunes los diputados Lluís Puig y Clara Ponsatí  (de JuntsxCat) y Meritxell  Serret (ERC) han renunciado a su acta de diputados y Toni Comín (ERC) ha retirado la petición de voto delegado, todo con la intención de dejar vía libre a otros candidatos independentistas y garantizar la mayoría para su sector.  Los dos encarcelados, Oriol Junqueras (ERC) y Jordi Sànchez (JustxCat) podrán acogerse al voto delegado, pero no podrán personarse en el hemiciclo pues el juez Llarena de la Audiencia Nacional ha denegado esa posibilidad.
    Esta mañana, día 30 de enero, el Tribunal Constitucional tiene previsto reunirse a las 13 horas para resolver las alegaciones presentadas por los diputados de Junts per Catalunya, cuyos abogados solicitaban pedir la nulidad de la resolución del TC y de las medidas cautelares que prohibían la investidura de Puigdemont si no era de forma presencial y que “invaden” la autonomía del Parlamento de Cataluña y la competencia exclusiva de la Mesa del Parlament en la aplicación y la interpretación de su reglamento.
    A las 15 horas está previsto el inicio de la sesión plenaria.
    Y solo hay dos posibilidades: desobedecer al TC y continuar con la candidatura de Carles Puigdemont o que el presidente de la Mesa, Roger Torrent proponga, después de conciliar la opinión de los grupos parlamentarios, a un nuevo candidato. En el primer caso, la Audiencia Nacional volvería a iniciar medidas penales hacia los miembros de la mesa que votaran a favor de seguir con el pleno a pesar de la ausencia de Puigdemont.
    Muchos condicionantes, muchos condicionados. En pocas horas, más…
    Los principales periódicos españoles encabezan en sus portadas una línea enfocada más a la desobediencia que al acatamiento:
    ´El País´: “El Parlament prepara un nuevo choque institucional”                
    ´El Periódico´: “Puigdemont aboca a ERC a desobedecer”
    ´El Mundo´: “Puigdemont arrastra a la desobediencia al Parlament”
    ´La Vanguardia´: “Puigdemont traslada a ERC la presión de su investidura”