Buenas noches Marruecos ¿A quién le interesa nuestro sello de calidad?

0

Ninguna reacción. Ni la prensa ni los medios oficiales ni los que pretenden ser “servidores del estado” cuando se trata de privilegios se interesan por la imagen del país mancillada por unos, exagerada por otros, descalificada por todos.

¿Y por qué? Ni se han descubierto fosas comunes ni las fuerzas del orden mataron a decenas de manifestantes ni siquiera se ha privado a alguien de sus derechos.

“Primavera árabe marroquí”, “Marruecos al borden del caos”, “Anarquía y desorden en Marruecos”. Los titulares  inspiran realmente una situación apocalíptica. La agitación, no cabe duda ha sido sistemática e inmoralmente manipulada incluso a nivel mundial: España (es normal y se esperaba), Estados Unidos (menos lógico e in habitual) y hasta China y Japón y no hablemos de oriente Medio y su agonizante “libertad de expresión incautada por los “hermanos musulmanes” como Fahmy Houeidi.

Sin embargo aquí en el país nadie dice esta boca es mía. Se pone el grito en el cielo, se advierte contra la anarquía y se pide orden y disciplina.

¡Insuficiente! Este país necesita urgentemente, como muchos otros que dejaron de ser víctimas atroces de la manipulación nacional e internacional, una agencia de comunicación exterior.

La propusimos y seguimos teniendo el borrador y su registro civil. Hoy más acuciante que nunca Marruecos necesita informar, comunicar y explicar sus cosas. No lo hace y los que dicen lo contrario incurren en un delito de desinformación y de intoxicación.

Ni en Al Huceima ni en Tánger era el apocalipsis…

¿Saben lo que les digo? Que alguien se ha equivocado de enemigo y en vez de combatir a un adversario político ha combatido a un pueblo… todo un pueblo.