Buenas noches Marruecos El Sahara entre el Consejo de seguridad y la Asamblea general El vals de los fracasados

0

A raíz de sus sucesivos fracasos en el Consejo de seguridad, los adversarios de Marruecos convergen sus miradas hacia la Asamblea general de Naciones Unidas.

Mientras que elo rey Mohamed Vi se encontraba en Tanzania, el Consejo de paz y de seguridad, dependiente de la Unión africana, consagraba una reunión exclusivamente a la cuestión del Sahara marroquí.

El presidente de dicha comisión de la UA ha aplicado las consignas instando a que la Asamblea general examine esta cuestión.

Se esperaba y así fue: la gira real por algunos países africanos ha provocado las inquietudes de los oponentes de Marruecos a regresar a la Unión africana. El miércoles pasado celebraron una sesión de su Consejo de paz y de seguridad (CPS) con un solo punto en el orden del día: el Sahara occidental marroquí. Una reunión que acabó, como debía acabar con una resolución hostil al reino y a sus iniciativas y una solicitud a la Asamblea general de la ONU a consagrar una sesión para examinar la cuestión del Sahara.

El nuevo coletazo surafricano interviene tras una larga serie de reveses y contratiempos en el Consejo de seguridad donde se han dado cuenta finalmente de que no les era posible engañar fácilmente a un miembro permanente del Consejo con derecho de veto como fue el caso con motivo de la adopción de la resolución 2285 del 29 de abril y asimismo durante el examen del asunto de Guerguerat en agosto y septiembre respectivamente.

A todo esto se añade el muy poco interés que acuerdan los 15 a esta cuestión en relación a los expedientes sirio e iraquí. Lo corrobora la única y huérfana r(reunión celebrada por la presidencia rusa del Consejo de paz y de seguridad de este mes sobre el Sahara occidental marroquí.

Queda por señalar por su todo esto resulte insuficiente o incompleto que las resoluciones de la Asamblea general de la ONU no son obligatorias sino solo sirven en tanto que argumentos que ilustran las posiciones de los que de ellas benefician