Buenas noches Marruecos: Gdim Izik: “la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad”

0

Marruecos no suele comprar conciencias y confía en los principios éticos de la justicia, en el derecho y en la razón.

El juicio que se abre mañana en el Tribunal de apelación de Salé, una jurisdicción civil, constituye el reflejo mismo de la voluntad de Marruecos y su compromiso de conformarse a los principios y normas internacionales en vigor, reuniendo todas y cada una de las condiciones de un juicio equitativo que garantiza las audiencias públicas, la presencia de observadores internacionales, de representantes de las ONGS nacionales e internacionales incluidas las más hostiles a Marruecos y a sus causas, los que nos odian sin conocernos, los que nos condenan por un precio y del Consejo nacional de derechos humanos.

Un juicio, sin leyes Mordaza, como nunca había tenido lugar en Argelia o en sus campamentos de Tinduf, donde se detiene, se “juzga” y se ejecuta según el humor y el antojo de los torturadores.

En efecto, nunca un observador internacional, más concretamente español expresó el deseo de asistir u observar los simulacros de juicios en los campamentos de Tinduf o incluso en Argelia.

Cita pues, mañana en el tribunal de apelación de salé con la justicia…la verdadera y en presencia de propios y extraños, más extraños que propios porque Marruecos no tiene nada que ocultar y como hemos dicho en más de una ocasión: el problema no es la independencia de la justicia, sino su neutralidad política.

Mañana pues se separara el trigo de la paja y se desmenuzará los asesinos de las víctimas. Entre unos y otros hay la justicia y el derecho que es nuestra fuerza.