Buenas noches Marruecos “Todos somos Rizki”: Por una cultura de respeto de los ciudadanos

0

El Ministro del Interior ha pedido a su colega de Justicia y de las Libertades investigar sobre la pesca ilegal en la región de Al Huceima, lo que ha sido interpretado como ilustración del curso normal de la investigación ordenada por el rey quien ha insistido para que “se vaya hasta el final”.
Sin género alguno de dudas se trata de una noticia que tranquiliza. Sin embargo no sería inútil abrir otra investigación paralela, en todo el reino, sobre los excesos y los abusos de poder de muchos responsables. El Soberano dijo “nunca más esto” y nunca deben repetirse estas prácticas que condujeron a la atroz muerte de un ciudadano. Para ello, debe servir de lección y ejemplo. Mohcine Rizki ha sido mártir, pero en el orden social y en la arquitectura de la ética no debe haber ni mártires ni víctimas. Cada uno que cumpla con su deber y cada uno asuma debidamente sus responsabilidades en el respeto de los ciudadanos y en el respeto de la ley.
El triste episodio del viernes en Al Huceima no es un caso aislado. Hace poco otra ciudadana se ha inmolado y en cada instante la injusticia o la sensación de impotencia arrastra a muchos marroquíes, algunos de ellos en edad temprana, a suicidarse.
Que sirva la crueldad contra el difunto Rizki para que se acaben todas las crueldades de todo tipo y a todos los niveles.
Las manifestaciones de Al Huceima y de muchas otras ciudades y localidades del país han demostrado que estamos lejos de estar satisfechos por la manera en que nos tratan los responsables.
Que las instrucciones reales sirvan para todo para estrenar era en sus relaciones con los ciudadanos.