Buenos días Marruecos Drogas: La guerra olvidada o… casi

0

En el momento en que la lucha contra el cultivo del cannabis no conoce reposo, Marruecos debe hacer frente a nuevos tráficos de drogas: cocaína, heroína e incluso psicótropos y otra larga etcétera de drogas sintéticas.

Las autoridades marroquíes han reducido de 1 345 hectáreas, las tierras de cultivo de cannabis durante el 2015.

De esta forma, según Jalal Taoufiq, miembro de la Comisión de estupefacientes dependiente de la Oficina de la ONU contra la droiga y el crimen ( ONUDC), con sede en Ginebra, nuestro país se encuentra castigado. Su situación geográfica, en las puertas de Europa hacen de él un paso privilegiado de las vías del tráfico de droga de todo tipo. Se trata, tanto de cocaína como de heroína procedente de América Latina y asimismo el opio producido en Afganistán y que transita por los países de Oriente Medio para llegar a las fronteras marroquíes, sin hablar de cannabis local.

Según el citado responsable citado por el diario “Al Ahdaz Al Magrebia, las fronteras marroquíes ven igualmente transitar, además de estas drogas naturales, psicótropos y estupefacientes sintéticos. En este sentido, el experto estima que el próximo desafío consiste en hacer frente a estas drogas sintéticas que invaden a muchos países desde hace años.

Según el rotativo citado por “le360” las incautaciones de cannabis han aumentado estos últimos años, siendo esta droga, según el informe, de lejos la mas consumida en África. La tasa de su consumo es de 7’6% mientras que la tasa de

Media mundial es de 3’8%. En cuanto a la heroína se consume más a nivel de África del este.

Para evocar cifras, el diario marroquí habla de un baja de incautaciones de la resina de cannabis entre el 2012 y el 2014 en Marruecos para volver a subir el año posterior que ha conocido la incautación de 235 toneladas de esta droga.