Buenos días Marruecos España y el Sahara Occidental Marroquí Regla y excepción

0

¿Cuántos españoles conocen realmente las coordenadas de la función saharaui? Responderé en perfecto conocimiento de causa: muchos, pero ninguno se pronuncia y los que se pronuncian lo hacen por motivos que no tienen absoluta e inmoralmente nada que ver que la solidaridad, principios éticos o valores morales.

Se preguntarán Ustedes por qué me arriesgo en tan “sorprendente” planteamiento. Les responderé por ello precise “en perfecto conocimiento de causa”.

Allí va un dato que aclararía gran parte de mi argumentación:

La Marca verde realizo todos sus objetivos (como lo anuncio el difunto rey Hassan II en su discurso con aquella ocasión) un 6 de noviembre de 1975. Pero hemos esperado (se ha tenido que esperar) hasta el 26 de febrero (del ano próximo 1976) para la evacuación del último soldado colonial del Sahara ex español, comenzando mientras tanto negociaciones estatales que desembocaron en el Tratado tripartito de Madrid y procediendo Argelia a la proclamación de su entidad fantoche el 27 de febrero.

De noviembre a febrero son 4 meses. ¿Dónde estaba marruecos antes de recuperar conforme al derecho internacional y a las reglas que rigen las relaciones internacionales en mesas de negociaciones y en ceremonias de baja y subida (intercambio de banderas y de soberanía)? Responderé yo: esperando la legalidad internacional. Al ocupar el territorio, España jamás tuvo ninguna soberanía, limitándose, según los usos y costumbres internacionales, a la administración que tenia y que era lo único que podía/debía transmitir a Marruecos que nunca había perdido la soberanía.

¿Dónde está la invasión y quién habla de invasiones?

Quién gobernaba entonces en España o en el quinto c. no es ni debía ser nunca una preocupación de Marruecos porque lo cierto es que Marruecos ni impuso un régimen a su interlocutor español en esta cuestión ni usurpó derecho alguno a nadie. Todo se ha hecho en regla y hasta con música interpretada por banda musical militar española en Layun.

Esta es la verdad… el resto su sobrina.