Buenos días Marruecos Marruecos/Elecciones Salafistas: Vuelva usted…otra vez

0

Aunque muy pocos hablan del tema, los salafistas han fracasado en su intento de entrar al Parlamento de la nación. Sus candidatos en la carrera electoral han quedado, como debía ser, en el estado de simple curiosidad aunque para esta esfera de influencia radical el precio que va a pagar va a ser mucho… incluso muchísimos tanto para los partidos políticos, como el Istiklal que apostó, en vano, por ellos, como para sus propios “adeptos”.

No sería ninguna exageración, pues, afirmar que, después de todo, la participación salafista en los comicios del viernes pasado ha decepciona do a todos y sobre todo, los que creían poder arrancar algún escaño con su presencia.

Ningún candidato que se ha presentado a las legislativas del pasado día 7 logro sacar un escaño. Fracasos en Tánger, donde el ex sospechoso por terrorismo, Hicham Temsamani ha sido literalmente aplastado por el tsunami PJD. En Fez, Abdeluahab Rifki, alias Abu Hifs, condenado por su implicación en los atentados del 16/5 del 2003 en Casablanca no trajo muchos votos a Hamid Chabat, el mandatario de la lista Fez-Sur para acompañarlo a la cámara de representantes.

En cambio, los más radicales, adeptos de la “Salafia Yihadia” en marruecos boicotearon como siempre las urnas porque afirman y reafirman que no creen en las virtudes de la democracia, exigiendo “el restablecimiento de la Chari’a o ley islámica como única fuente de leyes que debe regir la vida de los musulmanes marroquíes”, confía una fuente próxima a esta esfera de influencia radical a “Yabiladi”

“ Y esto es una de las principales divergencias entre el Estado y los representantes de esta tendencia”, explica la fuente de “Yabiladi”.

“Los salafistas no son un solo bloque. No están adheridos al mismo organismo”, subraya Mohamed El Fizazi quien explica que “antes, Abu Hafs tenía muchos discípulos en Fez pero los ha perdido cuando decidió revisar sus posiciones, no apreciando éstos su proximidad con algunas estrellas estelares de la modernidad en marruecos”.

Queda por señalar que los salafistas más moderados prefieren votar al PJD mientras que muchos, entre la moderación y el extremismo optan por el partido de Benkiran “porque es el único con referencial islámico”