Buenos días Marruecos   Política interior: ¿Deshielo?

0

Después de una extrema crispación que en muchos aspectos superaba la lógica política y la legítima adversidad partidista, muchos han constatado desde hace días un comienzo de deshielo con loables iniciativas de reconciliación y de una “nueva página” en las relaciones entre los partidos.

 Excelente noticia. La debemos aplaudir e instar a los que puedan, impulsarla hasta cobrar cuerpo y la vemos prevalecer entre los actores políticos del país.

Efectivamente hasta hace poco “las líneas rojas” y “todos, menos aquél” y otras dogmas y doctrinas de descalificación y de calumnias hacían de un posible sobresalto de moralidad política un sueño irrealizable.

Hoy, como ayer, debemos aceptar que el término imposible no es política. Todo es posible, conforme a las circunstancias y a los imperativos del momento y del partido.

Mayoría y oposición y valores y principios morales. Derecho a discrepar, pero no a insultar ni a difamar.

¿Qué es lo que no se ha dicho o dejado de decir contra este o aquél partido?

Las elecciones se han quedado con sus vencedores y sus, si no vencidos, por lo menos relativamente desvalorizados y a todas luces acierto nivel de la nación hay una firma voluntad de sanear el clima inter político nacional.

Como dijo Pablo Iglesias, el líder de Podemos en el país vecino: “se puede cambiar muchas cosas en el gobierno. En el parlamento no”.

Y como dijo el sabio M’Hamed Bucetta “ninguna posición mejor la desde el gobierno para un partido político para trabajar por el pueblo”.