Campamentos de Tindouf De los Khmeres rojos al Polisario Por una foto de la selección marroquí II Khalil R’Guibi

0
campamentos de Tindouf o la gran estafa del régimen argelino

 Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, internada hace 11 meses en un hospital de Nuakchot, antes de decidir regresar a su país: Marruecos, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… preferente y casi exclusivamente con una Ínfima parte de los saharauis.

Como si no supieran que era y es ocultar el sol con un tamiz. Finalmente nadie ha podido en estos campamentos poner fin a los elogiosos comentarios de no pocos a la actuación del combinado marroquí de cara a la próxima Copa del Mundo de Rusia…. Ni siquiera evitar el fino humor saharaui: “ si a ellos Rusia ni siquiera les ha dado visado para un festival internacional de jóvenes” “Que era para los países no para milicias al servicio de ávidos de expansionismo” recalca no sin una mueca, mezcla de ironía y tristeza otro joven.
Los campamentos quiera o no el Polisario vive al compás de la calificación de la selección de Marruecos al Mundial de futbol del 2018 y al ritmo del caudal de las noticias que llegan incluso del amo argelino. Las torres en Emiratos árabes Unidos con los colores de Marruecos, Arabia saudita invita a los miembros del combinado marroquí a efectuar la Omra (pequeño peregrinaje etc.…).
El orgullo de todos. La expresión de una identidad reprimida, tergiversada y, a la postre, usurpada por los argelinos y sus domésticos del Polisario.
Tienen un gran país y lo están, si no viendo, escuchando.
Argelia y sus autoridades están irritadas, no contra Marruecos, sino contra lo que algunos de sus oficiales en Tindouf califican descaradamente “de ingratitud de estos saharauis”.
Estos saharauis son marroquíes y nunca… jamás serán otra cosa y es que, contrariamente a la materia,  la identidad ni se pierde ni se transforma.
 
 
 
 
 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here