Campamentos de Tindouf Dicen… Khalil R’Guibi

0
campamentos de Tindouf o la gran estafa del régimen argelino

 

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, internada hace 11 meses en un hospital de Nuakchot, antes de decidir regresar a su país: Marruecos, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… excluyente, selectiva y casi exclusivamente con una Ínfima parte de los saharauis.

Desde hace mucho tiempo, aquí en estos campamentos se vive y se padece de y con  rumores. La pérdida esperanza da lugar a una profunda decepción que teje las màs tristes y dolorosas especulaciones de un espejismo que ha durado lustros y qobre todo que puede durar lustros.
Aquí, nadie está segundo ni de su sustento y de sus hijos, mientras que nadie ignora la opulencia en que viven y comparten con algunos, los miembros de la cúpula del Polisario. Dicen… siempre se dice, siempre se refiere a la tercera persona del singular o del plural. Nadie afirma, nadie es categórico, nadie quiere asumir la menor responsabilidad… una especia del peor fatalismo.
Sin embargo la gente es consiente: tiene país, patria, pueblo y rey. Están cerca… allí les espera la sombra fresca y el amor y el afecto de sus hermanos marroquíes.
Dicen… que nunca se saldrá de estos campamentos. Los viejos se van, los jóvenes se marchitan y unos cuantos halcones aprovechan el dolor, el sufrimiento y las lagrimas para engrosar sus cuentas bancarias en Vitoria o en Las palmas de Gran Canarias.
Dicen… dicen … pero solo Dios sabe.
 
 
 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here