Campamentos de Tindouf Historia de los Khmeres rojos Por una foto de la selección marroquí Khalil R’Guibi

0
Todos somos la seleccion...

 Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, internada hace 11 meses en un hospital de Nuakchot, antes de decidir regresar a su país: Marruecos, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… preferente y casi exclusivamente con una Ínfima parte de los saharauis.

La verdadera naturaleza del Polisario: a un joven casi niño (menos de 15 años) que lucía una foto de la selección marroquí de futbol le dio los esbirros del Polisario tantos azotes que, desde ayer por la mañana no puede moverse.
Peor aún: la historia del jovencito dio vuelta a los campamentos para disuadir a futuros “hinchas” de la selección marroquí. Paradójicamente se trataba de un recorte de un diario argelino que deseaba buena suerte al equipo marroquí.
La histeria. La justicia de los piratas y el odio de los sin razón.
Sin embargo, los jóvenes de los campamentos, de una forma u otra, desafiando el orden establecido por el impostor polisarista, comentan casi en voz alta la hazaña de la selección marroquí en la fase clasificatoria para el Mundial, con algunas comparaciones con demás selecciones magrebíes, especialmente la argelina.
El futbol como instrumento de un sano atavismo que recuerda la pertenencia a un gran país. El futbol como identidad e una juventud a la que se ha robado cruelmente su presente y futuro y futbol para recordar a todos quiénes son, quiénes eran y fueron siempre y quiénes serán a pesar de los pesares.
Ni la represión ni las amenazas ni las armas y caras largas de sus ostentadores intimidan a esta gente que en un alarde de “presión origina explosión”  toma todos los riesgos para manifestar y expresar de diversas formas su inquebrantable marroquinidad.
 
 
 
 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here