Campamentos de Tindouf Mi amigo Yehdih tiene razón Khalil R’Guibi

0
campamentos de Tindouf o la gran estafa del régimen argelino

 

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, internada hace 11 meses en un hospital de Nuakchot, antes de decidir regresar a su país: Marruecos, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… excluyente, selectiva y casi exclusivamente con una Ínfima parte de los saharauis.
Mi amigo Yehdih es un viejo amigo desde nuestra época de Granada y más tarde Barcelona. Él, como muchos “valores” del “Frente” es víctima de la nueva nomenclatura polisarista con el argelinizado Brahim Ghali y sus 40 vende patrias. Yehdih nació y creció en  estos campamentos a los que ha vuelto después de 7 años pasados en Camagüey, en Cuba.
Desde hace un poco más de un año, mi amigo Yehdih no hace nada a excepción de su preparación de un diploma superior en derecho en España.
Mi amigo Yehdih tiene razón porque me dijo que todo lo que se especula sobre los actuales coletazos y convulsiones del Polisario en Guerguirat es falso… incluido lo “que has escrito tu”.
“Resulta que la ultima finalidad del Polisario como cualquier agonizante es que se hable un poco de él. Desde hace meses nadie converge su mirada hacia estos campamentos ni la Union africana ni la ONU ni nadie… ni siquiera los “aliados” que va perdiendo a un vertiginoso ritmo”.
Creo que mi amigo Yehidh tiene razón que los hay que para recuperar parte del protagonismo es capaz de fusilar a su madre.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here