Campamentos de Tindouf: “¡Que digan otra cosa…!” Khalil R’Guibi

0
En Tindouf pero convergiendo sus tristes miradas hacia su pais: Marruecos

 

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, internada hace 11 meses en un hospital de Nuakchot, antes de decidir regresar a su país: Marruecos, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… excluyente, selectiva y casi exclusivamente con una Ínfima parte de los saharauis.

La cúpula del Polisario lo sabe pertinentemente. Sus mentores argelinos también. Todos aben que ya casi nadie escucha y menos aun cree lo que les dicen sus aparatos de propaganda.
Desde hace días, los indicadores recorren las “wilayas” para explicar los “éxitos” diplomáticos del Polisario, provocando una salva de risas y de ironía. “ ¿éxito de qué?”.
Los dos (Polisario y Argelia), eso si, no saben quién informa a esta población de la verdad y a qué fuente acuerdan su confianza.
De tal modo que los jefes argelinos han  dado instrucciones a sus criados del Polisario para cambiar, sino a todos, la inmensa mayoría de los “estrategas” dela información y comunicación a los que ya casi nadie cree.
Dicho y hecho: la mayoría de estos voceros se han encontrado, la semana pasada e incluso durante el pasado fin de semana, sin empleo, yendo a parar en el paro.
A esto se debe añadir que Brahim Ghali y sus 40 ladrones prefieren los suyos. De manera que colocan a sus “hombres” en los cargos claves”, argelinizando el aparato sin, al parecer, que nadie se los haya pedido.
Exceso de celos que llega hasta a la repartición de la ayuda humanitaria internacional. A este si, a aquél no.