Campamentos de Tindouf/ONU ¡La vergüenza…! Khalil R’Guibi

0
Campamento de "refugiados" o campo de concentracion

 

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, internada hace 11 meses en un hospital de Nuakchot, antes de decidir regresar a su país: Marruecos, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… preferente y casi exclusivamente con una ínfima parte de los saharauis.

Nunca… jamás hubiera podido creer que, ni mis “hermanos” los responsables de las milicias del Polisario ni sus sometidos (rehenes) mis hermanos las poblaciones de estos tristes campamentos o parte de ellos, aceptarían un día desnudarse de todo orgullo y de la dignidad saharaui e interpretar el papel de hambrientos, desnudos, pobres y desamparados ante responsables de Naciones Unidas.
A eso le llaman bajeza, que, en nuestro caso es una bajeza sin igual: robar y malversar la ayuda humanitaria y exponer vientres vacios y hasta c. con tela de araña…
¡Qué vergüenza! Mientras otros se mueren en Bilbao, Paris, Vitoria o Nueva York. Vergüenza cuando ningún responsable unusino se asoma a la mesa del “presidente” y sus 40 ladrones. Vergüenza cuando tampoco se atreve pon le impiden ver a niños de 4, 5, 6, 7 y 8 años con uniformes de las milicias polisaristas, sus banderas y armas que asustan hasta a los mayores. En una palabra: se les roba su infancia y su inocencia. Y vergüenza que estas milicias recurran las tiendas de campana para “aconsejar” dictar e exigir debilidad y flaqueza.
Mendigos profesionales… es lo que Argelia ha hecho de esta gente, amontonada, vegetando esperando la visita de un extranjero para exponer sus barrigas y sus c.
La historia no les absolverà…