Crónica desde Tinduf Assa-Zag: Khalil Rguibi Polisario: una mafia mortalmente tribal

0
Atados a la vida, mientras que otros viven. Siervos en tier'ra de los demàs cuando ellos tienen tierra, familia, pais y amor de su pueblo en Marruecos

 

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, internada hace 11 mese en un hospital de Nuakchot, antes de decidir regresar a su país: Marruecos, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… preferente y casi exclusivamente con una ínfima parte de los saharauis.

Hoy me voy a limitar a contarles una historia que data de finales de los años 80 en la que había sido testigo ocular.

Era en la “Embajada” de la “RASD” en Argel. En una conversación formal/informal entre el entonces “embajador” del Frente Polisario en la capital argelina, Abdelfattah Mahdmud y el entonces corresponsal del diario El País en el Magreb con residencia en Marruecos, el entonces segundo de Mahmud, Abderrahman Zenoun, había creído necesario rectificar al periodista español que hablaba con términos reales de Marruecos, contándole que en los hoteles de Agadir hay ratas y cucarachas y que ya “nadie viene a Marruecos”. Abdelfattah Mahmdud comprendió inmediatamente la metedura de pata de su adjunto y la consiguiente sonrisa irónica del corresponsal ibérico.

  • Yo lo digo siempre no iremos a ninguna parte con estos esclavos, se refería a Zenoun , un poco moreno y que no era de su tribu Rguibat antes de rematar con una sonrisa más que indicativa de su sentido oculto: estamos predicando en el desierto y nunca mejor usado el termino.

Lo curioso es que la conversación llego a la DAG, del ministerio marroquí del Interior, dirigida entonces por Hafid Benhashem la misma tarde.

Paradoja: No fue el periodista español porque aun se encontraba en Argel.