Crónica desde Tinduf Assa-Zag: Khalil Rguibi Sahara: ¿Quién es tránsfuga?

0
Atados a la vida, mientras que otros viven. Siervos en tier'ra de los demàs cuando ellos tienen tierra, familia, pais y amor de su pueblo en Marruecos

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, internada hace 11 mese en un hospital de Nuakchot, antes de decidir regresar a su país: Marruecos, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… preferente y casi exclusivamente con una ínfima parte de los saharauis.

A menudo, la prensa española y de algunas otras nacionalidades hacen uso del término “tránsfuga” para calificar a los que optan por arrepentirse y reparar el daño que hayan hecho a su país, a sus familias y a su pueblo.

¿Es tránsfuga quien abandona un territorio extranjero (Argelia) para regresar al suyo (Marruecos)?

Actualmente en la dirección del Polisario hay más del 40% de tránsfugas que corresponden a la defunción de tránsfuga o transfijo. Es decir que optaron voluntariamente por vender su patria y afincarse en la de quien les haya comprado: Argelia. Es decir, además de transfijas, vende patrias.

El resto. O sea: el 60% son de origen argelino, mauritanos, Mali o nigeriano y hasta, desde hace lustros cubanos de color o excesivamente morenos con “darraia” y que cobran directamente de Argel.

Durante mi estancia en España comentaba este tema con algunos miembros de las asociaciones pro Polisario que se dejaban convencer pero entre líneas o entre tonos insinuaban de que se trataba de “un trozo de pan” como cualquier otros.

Dejar una banda, un territorio y una esclavitud argelinos para regresar a su país y recuperar el tiempo perdido, contribuyendo con las facultades y las competencias que se tiene al bienestar de su gente no es tránsfuga, sino una vuelta a la razón, una manera de conocer el sentido comun.