Crónica desde Tinduf España/Polisario ONG de apoyo al ”pueblo saharaui”: La gran estafa Assa-Zag: Khalil Rguibi

0
Atados a la vida, mientras que otros viven. Siervos en tier'ra de los demàs cuando ellos tienen tierra, familia, pais y amor de su pueblo en Marruecos

 

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, internada hace 11 mese en un hospital de Nuakchot, antes de decidir regresar a su país: Marruecos, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos”’ y de “solidaridad’ internacional… preferente y casi exclusivamente con una ínfima parte de los saharauis.

A comienzos del 2015 (febrero/marzo) casi el 80% de las ONG y asociaciones de apoyo a su pueblo saharaui habían dado el portazo, dirigiéndose a algo más justo y sobre todo más rentable. Argelia pagaba menos y no se vislumbran perspectivas para que la situación mejore.

El desplome el precio de barril de crudo en los mercados mundiales aconsejaba a cambiar el Polisario por algo mas monosario.

Las ratas fueron, como era de esperar, las primeras en subir a bordo en el navío naufragado.

Era normal, lo que lo era y sigue siendo menos es que Argelia y su Polisario siguen hasta ahora en febrero del 2017 haciendo uso de los nombres de aquellas ONG y asociaciones para sus peticiones internacionales como es el caso de la ONU.

En mis tiempos de Tinduf yo era uno de los encargados de “inventar” ONGs pro Polisario. De hecho servidor figuraba entre el equipo de “salvamento” del naufragio del ímpetu pro Polisario en Andalucía. A este respecto debo aportar mi testimonio de que los cabecillas de la mayoría de las asociaciones de solidaridad con “el pueblo saharaui” nos preguntaban “cuándo volverá la pasta”. Era como la llamo Gabriel García Márquez, una “crónica de un naufragio anunciado”.

Incumbe ahora a la embajada permanente de marruecos ante la ONU proceder a una exhaustiva verificación de la autenticidad de la existencia de las ONGs que el Polisario alega haber escrito al nuevo secretario general del organismo mundial.