Crónica desde Tinduf Khalil R’Guibi Podemos/Argelia: relaciones peligrosas

0
Atados a la vida, mientras que otros viven. Siervos en tier'ra de los demàs cuando ellos tienen tierra, familia, pais y amor de su pueblo en Marruecos

 Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, internada hace 11 meses en un hospital de Nuakchot, antes de decidir regresar a su país: Marruecos, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… preferente y casi exclusivamente con una ínfima parte de los saharauis.

Lo que muchos parecen olvidar o fingir olvidar es que Argelia es un país en quiebra. Sin “tragarse” el Sahara occidental marroquí va a tener que presentar el balance, entregar las llaves y consagrarse los que tienen a la vida del paraíso.
En los campamentos de su Tinduf todo el mundo lo sabe y los que no lo sabían con la liquidación de Sonatrach o casi lo adivinan.
Siempre he dicho a mis amigos españoles que la suerte de Podemos es que en Marruecos no hay un periodismo de investigación porque de existir y de investigar las dudosas relaciones entre Podemos y el régimen argelino encontrarían lo que avergonzaría a todos los españoles y especialmente a sus militantes de haber respaldado apoyado a este partido.
Resulta que, además de los tradicionales “sobres” y  “contribuciones” a campañas electorales hay lo que debe ser peor: votos de las asociaciones de ”apoyo al pueblo saharaui” y sus simpatizantes que se movilizan en cada elección en España.
Servidor ha participado en mis tiempos de polisarista en esta flagrante violación de las leyes españolas y hasta hoy en día siguen “al loro” de lo que manda Argel. Eso si, un poco menos porque las relaciones de los generales argelinos con los “revolucionario” de pandereta de Podemos han pasado a ser casi directas aunque muy discretas en ciudades no menos discretas como Oviedo o Salamanca.
En una próxima crónica explicaremos como se movilizan estas asociaciones de “apoyo al pueblo saharaui” con fondos buitres argelinos en pro de Podemos y su programa anti-marroquí.