Crónica Internacional De bandas terroristas a Estados terroristas De mando a distancia a intervención directa

0

A muchos países como Turquía no parece bastarles apoyar a las bandas terroristas en Irak y en Siria, decidiendo intervenir militarmente en los dos países, en violación de todas las reglas y el derecho internacional.

En más de 5 años de guerra y destrucción y fabulosos medios que hubieran servido al mundo a, si no acabar con el hambre y la precariedad, por lo menos paliarlos hasta un nivel satisfactorio, Turquía y detrás de ella Estados Unidos y sus satélites regionales acaban de descubrir la infructuosa misión encomendada a Daesh y a otras bandas terroristas decidiendo intervenir directamente en los dos países.

Los argumentos no faltan ante una comunidad internacional a mil velocidades y su organismo mundial con incontables geometrías variables.

Nunca antes en los anales del derecho mundial ni en los usos y costumbres de las relaciones internacionales en el marco de la ONU o fuera de ella el pretexto de derribar a un mandatario era válido para violar la soberanía de no un país, sino de dos y de proclamarlo públicamente.

De nada ha servido la propaganda ni los petrodólares ni el respaldo multifacético de Estados Unidos y otras potencias occidentales ni de nada va a servir la flagrante violación del derecho internacional de Erdogan y sus hordas militares.

La primera consecuencia de estos incalificables actos bélicos, es la emergencia de una nueva conciencia árabe, aun en estado embrionario pero que se desarrolla rápidamente en el sentido de una guerra de civilización.

Afortunadamente ni Estados Unidos y sus domésticos ni Turquía y sus locuras van alterar la milenaria historia de una región condenada a ser convulcionada.