Crónica internacional: La batalla de/por Mosul y “otras” cosas

0

 

Tanto Estados Unidos como el resto de sus aliados, agentes, satélites y domésticos regionales acabaron por comprender que, ante la insistencia del pueblo iraquí con todos sus componentes dogmaticos y étnicos de acabar con Daesh, han optado por más discreción para maquillar su complicidad con el terrorismo.

Reflexionen a esta, cuando menos, extraña: “la aviación de la coalición (dirigida por EE.UU y compuesta por todos los padrinos de Daesh) ha bombardeado el mayor depósito de armas de Daesh en las cercanías de Mosul”.

¿Quién le ha proporcionado estas armas? ¿Quién las ha pagado? “Con qué objetivo?…

Nos toman por tontos. Han hecho su posible y un poco más para evitar la salida de su organización criminal de la segunda ciudad de Irak. Aplazando la ofensiva más de una vez, trabas militares, “problemas” de orden doctrinal, falsas promesas que siempre se incumplieron etc.

Finalmente el gobierno iraquí se ha visto obligado a doblegarse ante la voluntad popular unánime por la liberación y contra la presencia de Estados Unidos y sus domésticos como Turquía.

Total que se ha tenido que improvisar y salvar lo que se puede. Es lo que, justamente, se está intentado con el traslado del grueso de las tropas terroristas de Mosul en Irak y Dir Ezzru y Riqqa en Siria…. Y ingenuo es quien cree que el objetivo final es Siria. No se ha gastado tanto (para franquear la primera línea de defensa de Daesh se ha necesitado dos semanas e impresionantes medios y material militares ¿Quién está detrás?) y se gasta tanto para dejarlo en Siria, de rodillas y puede ser objeto de un acuerdo con Rusia.

Estados Unidos y los suyos están en Irak para salvar a Daesh.

Misión imposible o por lo menos muy difícil.