Crónica internacional: Occidente y el mundo árabe Su Daesh y nuestra esperanza

0
Donald Trump presidente de Estados Unidos y la peor amenaza contra la paz y la stabilidad mundiales

No sé si lo hace con o sin intención. Lo cierto es que su valoración del fenómeno y sus nefastas consecuencias es un insulto a la inteligencia árabe.

Me explico: Desde hace días (semanas) la prensa occidental, ironía del destino, la más importante se pregunta por el destino de la organización terrorista Daesh y del “vacio” que dejaría su desaparición.
Curioso… muy curioso cuando ninguna publicación occidental juzgo oportuno hablar de los repetidos ataques de la aviación israelí a los que asedian a los terroristas en Siria y a las no pocas unidades de fuerzas especiales de Estados Unidos que tratan en Siria de salvar lo que se pueda.
Tampoco ha creído oportuno señalar que con la “inversión” árabe en las guerras de Siria y en parte de Irak hubiera desaparecido la pobreza, el hambre y la precariedad del mundo árabe.
Pero, no pequemos de ingenuos: ¿Quién en este Occidente, razón y causa de nuestra tragedia, desea que desaparezcan la pobreza, el hambre y la precariedad del mundo árabe? O lo que podría ser igual: “Por qué nos han “metido” a Daesh?
La ineluctable rotación de la historia no permite ciertas cosas y es lo que parece ignorar o fingir ignorar muchos en Occidente: Daesh por más medios que le den no puede sobrevivir en un  tejido popular hostil y al margen de los preceptos de una religión (religiones en plural) que preconizan la tolerancia, el amor y la convivencia.
Daesh ha sido y en parte sigue siendo fuerte gracias a Occidente, algunos regímenes árabes agentes y satélites de este occidente y de Israel. No es poco. Es, para describirlo de alguna forma, el mayor apoyo de la historia de la civilización.
Sin embargo… tampoco esta vez se pudo dar el golpe de gracia al mundo árabe que va renaciendo de sus cenizas… terroristas de un incendio provocado por Occidente.