Crónica internacional Oriente Medio y la conciencia internacional

0
35

Los actuales preparativos para la gran batalla de Mosul (Irak) mil veces convulsionada o postergada han demostrado elocuentemente la relación Daesh-EE.UU. cuyo secretario para la defensa, Ashton Carter mueve, desde hace días en Irak sus piezas parea evitar el fin de Daesh.

Gran parte de los iraquíes no quieren a Estados Unidos en su país. Bastante sangre han derramado y bastante destrucción han provocado y ahora bastante horror están causando con su Daesh, Nusra y otros grupos terroristas creados a la medida de sus intereses y prét a porter a donde haría falta.

En Irak y en la inmensa mayoría de los árabes y musulmanes a los que no sorprende tanto odio y tanto rencor americano, sino la inconsciencia occidental en general. Muchos han comenzado a creer que tan desfachatada complicidad turca, británica, francesa, canadiense y desde hace días, española y no hablemos de los satélites y domésticos regionales no difiere mucho de los crímenes contra la humanidad de Daesh, cuyo pecado mortal es responsabilizarse de los sus crímenes y de los estados Unidos, de Turquía, Francia, Israel, el Reino Unido y de algunos Estados de la región.

Los sirios, desde hace siempre, los iraquíes, ahora y el resto de la nación árabe-musulmana va descubriendo los crímenes de Estados Unidos, sus aliados y sus satélites en la región. La impotencia eclipsa el deseo de vengarse, pero no lo borra ni podría borrarlo nunca… jamás.

Por más que hagan Estados Unidos y los suyos Daesh está condenado a desparecer o a transformarse en un instrumento de lucha anti-americana y anti-israelí. Es la dinámica de la historia y con la dinámica de la historia nunca se puede cambiar su curso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here