Cronica Internacional: Predicar es una cosa, dar bombas, otra

0

En menos de 5 años han hecho de Oriente Medio arenas movedizas de donde nadie sale. Estados Unidos y Rusia, “tradicionales” adversarios en el afán imperialista en la región han encontrado, por fin, terreno y argumento.

Unos con regímenes, otros más autoritarios, con el terrorismo que ha creado, ambos parásitos que asolan a pueblos y países en nombre de pactos y alianzas, unos y en el de la libertad, democracia y derechos humanos que no observan ni en su país, otros.

Ante tan dantesca situación, a los países de la región, unos más que otros, les falta pan y les sobran pertrechos militares. Todos, merced de unos u otros, arrodillados en espera de una victoria que nunca llegará. Oriente Medio ha entrado en el engranaje de la pólvora y de la anarquía.

Siria se ha olvidado o la han hecho olvidar de la paz y de sus beneficios. Irak ha entrado en la eterna dinámica de un sueno más que realidad de liberar Mosul, segunda ciudad del país. El Yemen y Libia patas arriba. Egipto con el dedo en el gatillo y el resto, creyendo ingeniosamente que “esto ocurre solo a los demás”.

El caos es general. Más visible en algunas partes que otras, pero de no apagar el fuego sirio las llamas llegarán más lejos… a más de lo se cree y se prevé.

Por ahora los hay que se han acostumbrado al detestable olor de la pólvora… mañana habrá quien se acostumbrara al horrible olor de la sangre y la muerte.

Es el apocalipsis  programado y “pret a porter”…

¡Maldito petróleo!