Crónica judicial Nosotros y la señora Zuma El que no duda no sabe cosa alguna  Saad Saahli (Colegio de Bogados de Rabat)

0
Saad Sahli

 Tras la preparación  de los textos legislativos relativos a la Unión africana que fueron adoptados por unanimidad por la dos Cámaras del Parlamento, las miradas del Reino convergen hacia la capital de Etiopia, Adis Abeba, sede a finales de este mes de la Cumbre de la Unión africana.

Todos los indicios indican que la decisión de Marruecos ha sido favorable y calurosamente acogida por la inmensa mayoría de los países africanos que no ocultan su satisfacción por aprovechar la experiencia marroquí y su visión para asentar el desarrollo en el continente.

Lo decíamos ayer: Sobre los 54 Estados miembros de la Unión africana, 40 se han pronunciado a favor de la preadhesión de Marruecos en la organización continental.

O sea: más, de lejos, que la mayoría simple requerida en este caso (28) exigida en el párrafo 2 del artículo 29 del Acta constitutiva de Lomé.

Sin embargo, como llevamos advirtiendo desde hace semana los desafíos no han desaparecido con el hecho de que haya prevalecido la realidad y la legalidad.

Los coletazos de Argelia y de África del sur pueden hacer daño, por lo que se debe tomar todas y cada una de las precauciones para hacer frente a las múltiples e inmorales tentativas de la presidenta de la Comisión de la UA la sur-africana Dlamini Zuma que ha tratado con todas sus fuerzas y las de otros impostores en el seno de la organización pan(africana de postergar la demanda marroquí hasta el 2018, de donde el examen, aprobación y ratificación del Acta constitutiva de la UA por las dos cámaras del hemiciclo.

De hecho, como lo advertíamos aquí en infomarruecos.ma y en conacentomarroqui, en una flagrante violación del reglamento interior y de los estatutos de la Unión africana, la sur-africana, anteponiendo sus intereses egoístamente personales y los de sus acólitos no ha comunicado aun, como lo exige el párrafo 2 del artículo 29 de la carta de la UA.

Tan peligrosa es esta señora para marruecos y para África, que en una fuga hacia adelante, parece tener la intención de evitar la presentación de la demanda marroquí ante la Cumbre de los mandatarios africanos en Adis Abeba. Lo que exige de Marruecos incluir en su delegación que sale hoy a la capital etíope a eminencia jurídica y a expertos en asuntos africanos, más concretamente en los asuntos de las organizaciones continentales.

40 países que apoyan pero ha quedado demostrado que con Dlamini Zuma ninguna precaución es suficiente.