Cumbre UA/UE: Los golpes bajos de Argelia Said Jedidi

0
Said Jedidi es periodista y escritor, Embajador de la Paz del Circulo Universal de Embajadores de la Paz y Presidente nacional de la Union Internacional de escritores en castellano

En vísperas de la Cumbre e Abiyán entre las Uniones africana y europea, incomprensiblemente Argelia ha acelerado su injustificada e injustificable guerra contra Marruecos.

Al borde del caos, el régimen argelino arriesga lo poco lo que aun posee en un inútil y quijotesco combate contra los molinos de viento marroquíes. De donde las recientes y alucinantes difamaciones de su canciller contra las instituciones económicas marroquíes en el continente y a través de ella, contra el reino de Marruecos y su imparable progreso y éxito en África.
 En esta y no en otra óptica, ante el respeto y la consideración de Marruecos a sus aliados africanos, especialmente el país huésped de la Cumbre afro-africana de noviembre, Costa de Marfil, el país de Bouteflika y de las mil estafas e imposturas cree haber “detectado” la intención de Marruecos de reorientar su iniciativa de cara a este conclave hacia Europa y más concretamente Francia, de donde el inesperado traslado de la sede de la 42 EUCOCO de España a Francia.
Ante tan rabiosa y, como antes dicho, quijotesca actitud argelina, Marruecos, consciente de la irreversibilidad del curso de los acontecimientos en Arica y fuera de ella y del carácter fabulador de la nueva crisis epiléptica argelina, con toda la serenidad del mundo espera, no responde, sino reacciona.
Ni aquí ni más allá, Argelia y sus dirigentes pueden convulsionar la realidad de su naturaleza delictiva, que todo el mundo ha descubierto o está descubriendo, gracias, justamente a actos y difamaciones como las de su canciller contra las instituciones económicas marroquíes.
Y es que nunca nadie puede ocultar el sol con un tamiz