El proyecto Med Attadamun en el contexto de la nueva gestión de migraciones por Marruecos Mohssin Chergui

0
El país vecino se ve obligado a alojar a miles de subsaharianos que no permite cruzar a Europa

Desde 2013 Marruecos  inició la  aventura   de establecer una nueva dinámica en la gestión de migraciones tras su “concepción humanitaria » Impulsada por los discursos del rey de Marruecos

          Justamente  después de regularizar  la situación de  casi  40.000 personas  subsaharianas,   Marruecos combina su papel en esta gestión, entre el bloqueo de migrantes  en los pasos fronterizos,  como papel tradicional jugado por  Marruecos en el panorama  internacional de las migraciones, y entre la acogida de miles de subsaharianos por motivos humanitarios y en base de  su compromiso ético  con  sus raíces africanas   .   Sin embargo Marruecos en el marco de estas nuevas tendencias es conocido oficialmente a nivel Mundial como país de tránsito y de acogida e instalación.

      De las características de la gestión de Marruecos del fenómeno de las migraciones , de las percepciones de la sociedad sobre el flujo de la inmigración  subsahariana que acoge el país, sobre  los conceptos de interculturalidad, inserción y gestión social a la diversidad,  y de  ejemplos de proyectos acompañantes a inmigrantes  en situación de vulnerabilidad , Housaynou Responsable de la fundación Sevilla Acoge en el proyecto Med Attadamun ubicado en Martil ,  concretamente  en el territorio de la gobernación de Fnidek el Mdiq, Confirma en sus declaraciones a nuestro periódico que:  «  Marruecos sigue siendo un país de tránsito aunque evoluciona hacia un país de acogida e instalación por varios motivos de los cuales nombramos su notable crecimiento  en muchos aspectos .  Impulsados por su majestad el Rey se han realizado dos procesos de regularización, casi 40 mil personas se han beneficiado “.

    “ Se trata de un proceso de instalación lento , pero dicha gestión evoluciona y se manifiesta  en la intervención de muchas instituciones y administraciones incluso a nivel de  la sociedad de acogida” aclara el responsable y formador en migraciones de Sevilla acoge.
    Hay que señalar, según explica Housaynou,  que el proyecto Med attadamun : «  dispone de casas de acogida en Martil para mujeres subsaharianas acompañadas de sus hijos con instancias temporales unidas a la condición de iniciar un proceso de itinerario personalizado de inserción laboral que goza  con la participación y el apoyo de varias instituciones   implicadas en la formación profesional y la integración de dichas mujeres »
    Por otra parte Med Attadamun pretende trasladar la experiencia de la fundación Sevilla acoge en la formación para migraciones, interculturalidad, gestión de diversidad  cuyos destinatarios son los profesionales del ámbito público y activistas en ONGS.
    En este sentido insiste  Housaynou «  Es un proyecto de paso que ejerce una labor mediadora, pero lo ideal es tender a la normalización, es decir que los inmigrantes o cualquier persona con independencia de su procedencia acceda en igualdad de condiciones y oportunidades  a los recursos existentes que ofrece el pueblo marroquí o cualquier administración »
    El portavoz  de Acoge  Concluye que  : «  la  mejor manera-  si estuviera-  para frenar la inmigración entre comillas , es de luchar contra las desigualdades que hay entre países , crear unas relaciones más igualitarias y respetuosas , aunque la inmigración , movimiento de poblaciones  , de seres humanos sigue siendo un derecho y debe ser un derecho  y nada más »
    Obviamente, a pesar de los muros, los alambres de púas, los sistemas inteligentes de vigilancia  integral, aparatos internacionales  de lucha contra la inmigración,  solo se consiguió desplazar los puntos de entrada, con costes catastróficos, y el caso del mediterráneo puede ilustrar perfectamente y desgraciadamente La muerte de más de 2247 personas, y narrar también su conversión a una  inmensa tumba.