En voz alta Desde Adis Abeba: Gracias Africa Said Jedidi

0

Nunca antes una Cumbre africana o de otra temática regional ha sido objeto de tanta psicología del rumor, de tantas maniobras y de tanto espíritu malsano.

Fuerte con su derecho y la legalidad continental, Marruecos y su rey obraban serenamente, conforme a los estatutos y reglamento comprendidos en el Acta constitutivo de la Unión africana y fuerte…muy fuerte por el inquebrantable apoyo de la inmensa mayoría de los países miembros de la organización continental, ni siquiera tenía un solo segundo para las maniobras de sus gratuitos y enigmáticos adversarios.

Los retos eran mayores. Mayores también era la esperanza de la inmensa mayoría de los países africanos en un mañana mejor, sin hegemonismos de ningún tipo, sin divisiones, sin oídos, con mucha solidaridad, mucha cooperación y mucha entreayuda entre todos.

Marruecos lo representaba y encarnaba y los países africanos lo sabían desde el comienzo. Marruecos era: es la esperanza. Marruecos y su modelo de desarrollo es lo que África necesitaba, ha buscado y encontrado. Marruecos es la solución.

Y ahora, Marruecos y su rey ven hacia adelante… ven el presente, el futuro y la manera con la que, entre todos valoricemos las inmensas riquezas humanas del continente africano. Nadie posee un milagro para ello pero si un sincero deseo e intención de obrar por el interés general del continente.

Marruecos abre era para África y sus adversarios gratuitos e inútiles, la peor calaña de los enemigos,  no han podido con él es porque, sinceramente no lo van a poder nunca…