En voz alta Discurso real sobre las carencias de la administración: El dedo en la llaga

0

 El rey que presidió ayer (viernes 14-10)  el primer periodo de sesiones parlamentario del nuevo año legislativo criticó, en términos crudos, en su discurso con aquél motivo, la falta de eficacia de trabajo de las administraciones publicas y el exagerado numero de funcionarios que trabajan en ellas.

“Las administración y los servicios públicos acusan una multitud de carencias en cuanto a los pobres resultados y a la calidad de servicios que proporcionan a los ciudadanos” dijo el monarca antes de precisar que “acumulan los efectivos, la falta de competencia y la ausencia de responsabilidad entre muchos funcionarios”.

Las cosas claras. El rey puso el dedo en la llaga. Un deficit de eficacia de una administración costosa y exageradamente numerosa.

Ahora los responsables ya lo saben. Les falta desplegar un mínimo de esfuerzo para llevar a la práctica las orientaciones reales y dar cuerpo a unas observaciones pertinentes que todos los marroquíes planteaban y de las que se quejan constantemente a todos los niveles y a donde van.

Antes de esta clarividencia real fueron el banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional y todos los organismos y organizaciones competentes que hicieron las mismas observaciones y las mismas advertencias.

De hecho, por culpa de esta administración Marruecos se pierde casi el 70% de las inversiones extranjeras. Bastaría proceder a un censo de las empresas o compañías que, tras una pesadilla con la administración marroquí decidieron bajar la cortina y buscar bajo otros cielos, para percatarse de la gravedad del problema.

No se trata de un certificado en una circunscripción o una iniciativa personal, sino del presente y futuro del reino.

Lo dijo el rey… ahora hace falta que lo escuchen los responsables