En voz alta España/Marruecos  La diplomacia preventiva  Said Jedidi

0

Tampoco esta vez pudo Argelia con sus Podemos y sus empleados en España, las  mil y una asociación de apoyos al Polisario enturbiar el agua hispano-marroquí.

 Sin embargo, habida cuenta de la “cobertura” de sus voces de sus amos en la prensa argelina e incluso en artículos y crónicas de algunos de los que contribuyeron eficazmente a la vertiginosa subida de la islamofobia en España, parece que el régimen militar argelino había apostado por la “buena”.
Tanto España como Francia lo han dicho en voz alta y en mayúscula: Marruecos es un socio y aliado potencial y sus intereses supremos, como su integridad territorial forma parte de este partenariado y de esta alianza.
No obstante, más allá de consideración de orden coyuntural, aquí lo que se debe poner de relieve es la eficacia de los nuevos mecanismos creados por Madrid y Rabat para proteger sus intereses contra intrusos como Argelia.
La creación de un partenariado estratégico entre los dos vecinos está permitiendo evitar de una crisis y los canales e instrumentos de contactos y concertaciones se están convirtiendo, como lo acaba de demostrar la postura oficial de España durante la reciente inflexión con motivo del debate en el Parlamento europeo sobre el acuerdo agrícola Marruecos/UE, en un auténtico parachoques ante las maniobras argelinas y los que giran en su órbita y en una estrategia preventiva a las convulsiones que conocían hasta hace poco de manera frecuente y nefasta las relaciones entre España y Marruecos.
Así los dos países pueden contemplar el futuro de sus relaciones de manera serena y confiada.