En voz alta Gobierno: Distensión prometedora Said Jedidi

0
Said Jedidi es Embajador de la Paz por el Circulo Universal de embajadores de la paz y presidente nacional de la Union mundial de escritores en espanol

Desde la designación del N° del PJD, Saadeddine El Othmani para formar el nuevo gobierno, la escena política nacional conoce un tregua absolutamente inhabitual desde hace años.

Las pocas reacciones de los políticos marroquíes han sido cortas, imprecisas y casi puramente dialécticas, que no ilustran realmente ni las voluntades ni las intenciones en cuanto a un consenso para salir del actual bloqueo.
Podría tratarse de la pausa que anuncia tormenta, pero puede también tratarse de un signo revelador de la voluntad de todos de apaciguar el clima político para obtener más serenidad en la acción y claridad en la decisión.
Evidentemente El Othmani no es Benkiran. El hombre es el estilo, como diría Bouffon, parafraseado a menudo por el difunto rey Hassan II pero la metodología de la negociación de cara a formar este gobierno difícilmente se puede cambiar. En ella la desaparición de las “siniestras” líneas rojas” es imperativa para no excluir a nadie y para contar con todos.
A partir de mañana el nuevo jefe de gobierno designado comenzara sus contactos y desde mañana conoceremos, sino el resultado, el ritmo, la velocidad y los primeros indicios de lo que podría ser la nueva misión de El Othmani.
¿Concesiones? No. ¡Ni hablar! La etapa no exige esto en la medida en que la clave para toda solución consiste actualmente en acordar la prioridad y la importancia capital al interés general. Lo que sirve para el país y lo que n sirve para el país porque la política de un partido en tanto que jefe de gobierno no es la misma política de su calidad de partido. Gobierno es de todos mientras que partido es de algunos. Sobre el gobierno de la nación, que como indica su nombre nos ponemos de acuerdo cuando discrepamos sobre las tendencias de partidos.