En voz alta Marruecos y su misión africana Said Jedidi

0

Lo decía el letrado Saad Sahli esta mañana: “el papel de Marruecos aun no ha comenzado y que su vuelta a la Unión africana no constituye, en si mismo, un fin, sino un simple y racional medio para un país dirigido por un rey clarividente, con un proyecto para el continente y una propuesta para sus países”.

O sea: que más que honor o privilegio, se trata de una enorme responsabilidad ante la que debemos estar a la altura. África espera mucho de Marruecos y de su rey y éstos saben perfectamente lo que tienen que hacer, cuando y como hacerlo.

Antes de presentar su candidatura a su re adhesión en la Unión africana, Marruecos había constatado en el curso de lustros el deseo y el anhelo de la mayoría de los países africanos de que vuelva a jugar su papel plena y debidamente en el seno de la organización continental.

Es decir: un deseo compartido entre el reino y los países africanos, fruto de anos de exhaustiva ofensiva diplomática que ha permitido, finalmente, contrarrestar todas las maniobras y todas las minas sembradas por Argelia y África del Sur en el camino de esta legitima vuelta.

De hecho los dos (Argelia y África del Sur y los que giran en su orbita) saben pertinentemente que África y su Unión africana no es ni va a ser la misma que antes de la vuelta de Marruecos. Por ello tratan desesperadamente de sofocar la esperanza, pero lo hacen fuera del continente porque dentro de él parece que fueron desenmascarados.

Marruecos y su misión… Marruecos ante sus responsabilidades. África confía en Marruecos. Marruecos trata de responder, de la mejor manera posible, a esta confianza.