En voz alta Marruecos/Mauritania Mejor que antes… peor que después

0

Las relaciones entre Mauritania y Marruecos se anuncian bajo los mejores auspicios. El acercamiento, iniciado, esta semana, necesita un seguimiento particular para reunir las condiciones de una real normalización.

¿El 2017 va a ser el  de año la normalización de las relaciones entre Marruecos y Mauritania? Una pregunta que plantea “Yabiladi” y a la que responde afirmativamente: Los signos en los dos países vecinos abogan por una normalización después de 4 años de tensión.

Antes de las declaraciones de Hamid Chabat sobre la “marroquinidad de Mauritania”, una conversación telefónica entre el rey Mohamed I y el presidente Oulad Abdelaziz era casi imposible. Rabat y Nuakchot han rozado la ruptura.

Desde ahora en adelante, una evolución ha sido decretada. El dialogo entablado esta semana podría desembocar en el nombramiento de un nuevo embajador mauritano en Rabat. La prensa local, próxima al poder, ha avanzado incluso el nombre de Mohamed Ould bah, quien asume las funciones de consejero especial del presidente mauritano. Dicho con otras palabras: hombre de Palacio presidencial.

Su eventual nombramiento podría ser oficializado durante el próximo consejo de ministros, previsto a comienzos de enero próximo.

Actualmente, el Jefe de Estado y su gobierno pasan dos semanas de vacaciones. De hecho, El Jefe del Gobierno marroquí, Abdelilah Benikran y Nasser Bourita se entrevistaron con Ould Abdelaziz en Zouirat, el lugar de sus vacaciones  y no en la capital Nouakchut.

Impulsar la Alta comisión mixta, paralizada desde hace 3 años.

Una vez dado este primer paso, debe seguirse del impulso a la Alta comisión mixta. El presidente habrá dado su acuerdo a su reanudación después de más de 3 años de hibernación. La última, la séptima- remonta al 2013 en Nouakchut. En noviembre del 2014, el ministro marroquí de Exteriores, Salahedine Mezouar, entonces en visita oficial a Mauritania había anunciado a la prensa que las dos partes preparaban la Octava reunión de la comisión mixta. Desde entonces, bajo el peso de graves divergencias, la cita ha sido completamente olvidada.

En este orden de ideas, un desplazamiento real a Mauritania podría consolidar el acercamiento mauritano-marroquí. Si este viaje real es efectuado antes de la Cumbre de la Unión africana (UA), prevista para los días 30 y 31 de enero en Adis Abeba, ello permitiría a Marruecos adjudicase un voto más en favor de su solicitud de reintegración en su familia institucional africana.

El proyecto de visita y reunión  de dicha comisión mixta habrá figurado en la agenda de Nasser Bourita.

Una normalización con el vecino del sur, seria la ocasión para el rey Mohamed VI de lleva r a cabo una mediación entre Mauritania y Senegal en sus profundas divergencias en  torno a los expedientes de los pescadores y pastores.

Recordemos a este respecto que el difunto rey Hassan II había emprendido el mismo papel durante los sangrientos acontecimientos de abril de 1989 entre Mauritania y Senegal.