En voz alta ¡Urgente! Se reclama un gobierno Said Jedidi

0

Desde hace semanas, hay quien cree que Marruecos tiene otras “preocupaciones”  y no tiene tiempo para consagrarlo a sus causas sagradas como su integridad territorial.

Argelia está enferma, pero su enfermedad comienza a ser contagiosa hasta el punto de que se debe evitar todo contacto con ella, preparándose debidamente a sus constantes e incansables maniobras dilatorias.

Hay países en los que las fuerzas políticas defienden las causas nacionales y hay otros que defienden las causas del ajeno (Argelia).

Hay partidos políticos que dan la impresión de que en su país no hay ningún problema y que el único problema, su único problema es Marruecos y su Sahara. No Podrán…

Intereses de España e intereses de Argelia: distintos y distantes aunque Podemos diga lo contrario.

Por ello los líderes políticos marroquíes deben desplegar un esfuerzo suplementario,; aunar sus esfuerzos, conjugar sus visiones y salir con una estrategia para hacer frente a todas las conspiraciones que se traman contra el país y sus causas sagradas.

Es decir: dar un gobierno, coherente, fuerte y capaz de afrontar los imperativos de la coyuntura, creada por la locura argelina que no vacila en recurrir hasta a la piratería para amargar la vida a su vecino marroquí.

En efecto un gobierno, una distensión y concordia nacionales son los únicos elementos de persuadir a Argelia y a los que giran o suelen girar en su órbita de que este país de que todo Marruecos vuelve a decidir dar el mejor ejemplo de la movilización y vigilancia que nos impone el régimen militar argelino.

Entonces los que deseen seguir la razón… allí está y los que prefieran, los petro-dinares también allí están.