España entre el separatismo pacifico propio y sanguinario del vecino: Doble moral

0
Cuando se trata de la integridad territorial de su vecino marroquí, las fuerzas política españolas se convierten en células durmientes

Lamentablemente, no es novedosa la noticia de que 50 mujeres o 100 o 150, ni siquiera podemos contarles los datos exactos de mujeres que están actualmente secuestradas en los campamentos  de Tinduf. Argelia.

Imrani Idrissi Hamid
Las familias  españolas adoptivas  han vivido y viven el calvario de ver como sus hijas han sido de la noche a la mañana despojadas de su pasaporte y de su libertad, para no volver a verlas nunca más. Cuentan cada uno de los días que están sin ellas. Llevan años pidiendo una solución a sus gobernantes, reclamando justicia en los foros de derechos humanos y organizaciones internacionales, solicitando encuentros con los responsables políticos que puedan ayudarles a devolverles a sus hijas… “El máximo interés por una solución rápida y favorable de la situación de nuestra compatriota” decía el señor Margallo cuando aún era Ministro de Exteriores en España y se dirigía a la ciudadanía en general y a la familia de Maloma Morales en particular, la ciudadana española  que permanece secuestrada en Tinduf. ¿Y en que ha quedado ese interés? Discúlpenos si pensamos que el interés no era tal, porque se hubiera conseguido alguna solución satisfactoria, algún avance, alguna liberación…
Y es que la impotencia se vuelve desesperación cuando tienen que ver que los mismos que las mantienen secuestradas, El Polisario, S.L. se publicitan con el mismísimo Presidente del Gobierno de España.
Nos referimos a la foto que ayer sábado se realizaba M. Rajoy con los representantes del Polisario en Madrid, Jira Bulahi Bad y de Andalucía, Mohamed Zurg, en la Convención del Partido Popular celebrada este fin de semana en Sevilla.
Este es el pago que reciben las familias, las asociaciones  y las plataformas que luchan por el regreso de Maloma Morales, Darya Embarek Selma, Nayiba Mohamed Belkacem, Koria Badbad Hafez  y otros nombres de secuestradas que por temor a represalias con sus hijas, no quieren mencionar.
¿Qué se puede esperar de un gobierno que dice estar haciendo todo lo posible para que estas mujeres regresen a España y por otro lado sonríen posando con los cómplices de sus secuestradores?
No tienen crédito alguno. No tienen palabra ni coherencia. Una panda de personajes que se vende por un voto, que engañan en la financiación de su partido, que engañan en sus currículos, que engañan a sus votantes… ¿qué se puede esperar de ellos?
La plataforma “La libertad es su derecho”  recuerda que el padre de Maloma recibió de Rajoy la siguiente contestación: “Estamos trabajando en su libertad y seguro que lo vamos a conseguir”, pero a resultas de esta foto expresa: “… y ahora se retrata junto a quienes protegen a los secuestradores de Maloma. Es la mejor prueba que podríamos tener para acudir a instancias supranacionales de justicia para denunciar al Gobierno de España por el incumplimiento de sus obligaciones para con los Derechos Humanos de ciudadanas españolas secuestradas en los campamentos. Para los Gobiernos hay también leyes de obligado cumplimiento, aunque a nuestro presidente se le olvide con demasiada frecuencia. Incomprensible. De vergüenza. Ha estado usted sembrado, sr. Rajoy”
El ex presidente catalán Carles Puigdemont no fue oficialmente recibido en Marruecos. El motivo: ya estaba iniciado el conflicto entre Cataluña y el gobierno de España. La respuesta: mantenerse al margen de un conflicto no favoreciendo contactos que pudieran diplomáticamente inclinar la balanza.
La elegancia y coherencia de esta respuesta dista kilómetros con la forma de hacer del gobierno español. La soberanía de Marruecos está continuamente en entredicho cada vez que son recibidos en actos oficiales los representantes de este grupo de vende -patrias  en las Diputaciones y en los Ayuntamientos y colaboran con la desgracia de miles de saharauis secuestrados sin ni siquiera documentación de refugiado. Cada vez que se publicitan en congresos, jornadas y asambleas se vinculan a un grupo mafioso que recoge subvenciones para su propia causa, pues se enriquecen robando las ayudas humanitarias dirigidas a los campamentos de Tinduf . Cada vez que el político español de turno se echa su foto con los que tienen secuestradas a más de 50 mujeres que tienen edad para decidir dónde quieren vivir  pero que no tienen posibilidad de elegir libremente, se ríe en la cara del sufrimiento de las familias que llevan años luchando por su libertad y que no han recibido una respuesta por parte de esos mismos políticos.
La cara amable del gobierno de España cuando habla de las magníficas relaciones con su vecino marroquí, con el que existe una importante relación comercial, se transforma cuando se trata de su soberanía. Y le recordamos al señor Rajoy y a todos los políticos españoles que la soberanía del Reino de Marruecos queda por encima de cualquier trato económico o comercial  y las relaciones entre los dos países vecinos no puede basarse únicamente sobre la inmigración y el terrorismo.