España – Marruecos Por una nueva estrategia de comunicación

0
España/Marruecos .

 

QUINTA PARTE

Las incongruencias de la prensa española

  Resulta poco favorable el acercamiento de los dos pueblos en ambas orillas del Estrecho de Gibraltar, cuando encontramos entre algunos periodistas españoles quien piensa de manera inamistosa y visceral de/sobre Marruecos y sus cuestiones vitales como por ejemplo que los marroquíes que viven en las regiones del sur, Sahara occidental marroquí, son simples colonos, o quien piensa que los separatistas de Polisario tienen una (RASD), u otras atrocidades y otras tregiversaciones.

Con ello no hacen más que envenenar, no las relaciones oficiales entre los gobiernos, marroquí y español, sino asesinan tantas realidades y lazos que caracterizan, o deben caracterizar, las relaciones entre los dos pueblos, el español y el marroquí, ya que aquellas realidades y lazos les unen más que les separan. O sea, estas relaciones  “que no sólo deben basarse en intereses estratégicos, sino en la verdadera naturaleza de las mismas. Estamos unidos por lazos históricos fraternales y eso debe servir de base para poner el énfasis en lo que nos une como sociedades vecinas, como sociedades hermanas” como lo dijo un español honesto.
     Esta voz y otras, nos da la esperanza de que algunos de los sabios y razonables figuras de la prensa española pueden ser un alivio en este calvario periodístico y pueden aportar mucho para reconciliarse con nuestras ideas. O como otra voz:  “pretendemos construir un puente de comunicación, información y entendimiento  entre dos culturas, la occidental y la árabe”.
     Con voces como estas y otras, compartimos las mismas visiones y expresiones en “Infomarruecos”.
    ¿ Por qué tiene que ser malo un español o un marroquí en difundir, defender y promover las buenas relaciones entre España y Marruecos y entre los dos pueblos?
     Yo mismo estoy por que los españoles y los marroquíes gozan de una buena vecindad y unas buenas relaciones.
    ¿Acaso, con ello, traiciono a mi país?
    ¿Dónde está el mal en que españoles y marroquíes trabajen y participen en actos o tomen posturas para facilitar el entendimiento mutuo entre los dos pueblos?
     Los periodistas marroquíes nunca se han inmiscuido en los asuntos internos de sus vecinos españoles.

 

     Hay miles de ejemplos en que los periodistas de las dos orillas pueden obrar para ser útiles para sus naciones y para sus pueblos.