España/Marruecos La fuerza del argumento

0

 Decir que la comunicación entre España y Marruecos siempre y hasta ahora ha sido la materia pendiente seria una pesada redundancia. Todo el mundo lo sabe y nadie hace algo para remediarlo.

No obstante, evocar algunas de las múltiples, incompensable aunque no complejas y variadas causas no sería inútil.

¿Cuántas publicaciones, medios de comunicación u órganos en español hay en Marruecos? Y lo que puede o, por lo menos debe, completar esta pregunta ¿Y cantos franceses.

No. No vamos a entrar en cálculos ni e aritméticas. Nos limitares a señalar, en perfecto conocimiento de causa que más del 70% de los periodistas que inicialmente habían optado por la lengua española en Marruecos se reconvirtieron o bien al árabe o bien al francés. Los “intransigentes” acabaron francotiradores.

Ahora bien, no sería oportuno, ni siquiera justo ir buscando a responsables o culpables de tan mortal situación. Pero si, pertinente diagnosticar a algunas realidades que rozan las paradojas al respecto.

En España, por ejemplo, Marruecos es, paradójicamente, uno de los países más desconocidos para los españoles, lo que no es el caso de España en Marruecos. En España no se tiene orejas, ojos o atención más que para consagrarlas a los enemigos de la integridad territorial de su vecino marroquí. En Marruecos, también paradójicamente no hay ni un solo marroquí ni en la prensa ni fuera de ella que se interesa por ETA o por los mil y un movimiento de tendencias separatistas en Cataluña, Vizcaya, Andalucía, Canarias, Galicia etc.

La prensa española se ha mostrado siempre hostil, casi alérgica a todo los que es marroquí o pueda parecerlo. ¿Por qué? Sin… porqués, a pesar de que ve y conoce lo poco de  Marruecos con ojos franceses.

La prensa marroquí se ha mostrado siempre amistosa e incluso eternamente reconciliarte con su vecino del norte a pesar de que también conoce a España a través de Francia y lo que dicen los franceses de España.

La fuerza del argumento. En marruecos existimos publicaciones en español, pero somos la última de las ultimas preocupaciones de los responsables marroquíes a pesar de que somos el único canal con los españoles y el único argumento marroquí en España.

Asi las cosas, el mismo ejemplo se aplica a todo el mundo y aun muy fresco está el caso de Africa con el rey Mohamed VI en Etiopia, segunda fase de una importantísima gira africana del soberano, en total ausencia de la prensa in dependiente o la impactante en el continente.

A excepción de los órganos públicos todo el mundo debe referirse ala agencia MAP y es, confesémoslo, mortalmente insuficiente habida cuenta del interés y la importancia reales por la cuestión africana.