España/Marruecos Muy cerca… pero de espaldas Un safari en Tetuán…

0

Lo que nos acaban de contar el Dr. Mohamed Nouri y poco antes Raissouni Ahmed y no hace lucho Mohamed El Wariachi y Abderramán Benyahya suenan a anécdotas de… buen gusto.

No. No lo son. Son puras verdades que ilustran fehacientemente las coordenadas de la función de las relaciones hispano-marroquíes.

Por ser inéditas, unos (otros) las cuentan). Otros (nosotros) nos acostumbramos a este tipo de barbaridades “sin querer” y ni siquiera nos sorprende. Hemos escuchado, visto y vivido tantos disparates y tantos desmanes que al final pasaron a formar parte de nuestra enigmática idiosincrasia en los vínculos con España y los españoles.

A mis amigos el Dr. Nouri, Raissouni, Wariachi y Benyahya este hecho que nada tiene que ver con la ironía o la exageración:

Ocurrió en el punto fronterizo de Baba Sebta. Cuatro españoles estaban a bordo de un Jeep, cuyos aspectos y equipajes suscitaron la curiosidad de los agentes de aduana.

  • ¿A donde van?

  • A Marruecos, a Tetuán, más exactamente

  • ¿Y por qué van vestidos así. Están disfrazados para alguna fiesta?

  • Son precauciones que…

  • ¿Y esta tonelada de comida que llevan?

  • ¡Hombre, no vamos a morir de hambre!

  • ¿Por qué?

  • Así pasa en un safari

  • Que hacen safari en Tetuán.

El agente de aduana marroquí saco una lata de conservas que llevaban los cuatro “cazadores” de… ¡aprieten el cinturón! de Tarifa y en la lata de conserva con el siguiente sello de calidad: “Made in Moroco”