Gobierno : Méritos despolvados

0
El letrado Saad Sahli es abogado en el Colegio de abogados de Rabat

 

La noticia, me imagino, por múltiples razones y motivaciones, ha pasado por desapercibida: la ley de Finanzas prevé tres medidas iscales destinadas a impulsar el empleo de los jóvenes diplomados parados y a favorecer la adecuación de los recursos humanos de las empresas.

Junto al anuncio de la nueva reducción de los precios de algunos medicamentos contra el cáncer y las enfermedades crónicas, se trata, por su carácter urgente, una de las mejores noticias que he escuchado en este periodo de sequia de buenas noticias en nuestro país.
Resulta que la exoneración fiscal de la indemnización de los cursillos se convierte en permanente cuando debía terminar el 31 de diciembre del 2016.
Esta exoneración concierne a los laureados de la enseñanza superior y de formación profesional contratados por las empresas privadas.
Desde ahora en adelante, pues, los cursillistas no esterin obligados a inscribirse en la ANAPEC desde seis meses para beneficiar de la exoneración.
La segunda medida que debe acompañar a las empresas en sus proyectos de investigación y mejora de su competitividad concierne a la exoneración de las remuneraciones ocasionales que se otorgan a los asalariados doctorados, que se limita en 6 000 DH/mes a partir de la fecha de la firma del contrato de investigación científica.
Otra medida: las empresas creadas entre el primero de enero del 2015 y el 31 de diciembre del 2019 benefician de la exoneración del salario bruto limitado en 10 000 Dh. Para mejorar la competitividad de las empresas.
Cosas que hay… cosas que no se ven. A César lo que es de César y al gobierno lo que le pertenece.