21 C
Rabat
16UTC31martes20172017-10-17T09:27:16+00:00ammartesUTC(0C_UTC0OctE, "UTC16_Eth");
Inicio Tú, por ejemplo Hacienda y Justicia para todos Mohamed Mrini Wahhabi

Hacienda y Justicia para todos Mohamed Mrini Wahhabi

0

moha-retrato-ok“Hacienda somos todos” fue un buen eslogan publicitario para el apoyo a la gran institución en tiempos de gran fraude en que grandes y pequeñas empresas, personas e incluso organismos evitaban y evitan cumplir con un deber ciudadano que a fin de cuentas nos beneficia a todos.

Pero que la Fiscalía Anticorrupción y la Abogacía del Estado intentasen manipular el concepto en beneficio de la infanta Cristina, no me parece un hecho acertado.

Oiga, ustedes a callar y dejen que la Justicia haga su trabajo. Dejen que la Justicia demuestre si la infanta es o no culpable de los delitos fiscales de que está acusado su marido. Es a ella y a nadie más a quien compete juzgar y dictaminar sentencia, ahora que ha quedado tan claro que el “conseguidor” se llevaba sus pellizcos.

Quieran o no el Fiscal Anticorrupción y la Abogacía del Estado, Hacienda seguimos siendo todos o eso queremos los ilusos, con monarquía, república, gobierno de derechas, de izquierdas y no hablo del inexistente centro. Y si no, pregúntenselo a los ciudadanos que religiosamente pagan impuestos si es o no así.

“Hacienda somos todos” fue una frase ideal, ejemplar, tranquilizadora, que ha invitado al sosiego y a la relajación. No fue tan solo un eslogan publicitario. Muchos españoles hemos creído en él, nos hemos tranquilizado y nos hemos sentido protegidos por la reacción que podía producir.

En estos momentos tan duros, tan particulares y tan difíciles lo único que podemos desear es que la Justicia sea igual para todos de la misma manera que Hacienda seamos todos. Son dos cosas inseparables, que van de la mano para poder mantener ese sosiego y esa cordura que todos deseamos.

El Estado y el Gobierno deben dejar que la Justicia haga su trabajo. Si el Rey Juan Carlos I ha dimitido, ha sido precisamente por algo. Algo que todos sabemos y que nadie ha podido ni querido pronunciar. Pero aquí faltan implicados. Si Jaume Matas se encuentra entre los acusados, el expresidente de la Comunidad valenciana y la exalcaldesa Barberá tienen que estar entre los implicados, por lo mucho que le han bailado al Conde Urdangarín y por muy blindados que se sientan siendo aforados.

El juicio por el caso Noos va para rato. Para un rato muy largo que terminará, seguramente, como el Rosario de la Aurora. Pero de lo que personalmente estoy seguro es que la Justicia no será para todos, como Hacienda, que tampoco somos todos aunque nos duela.

De todos modos, acuérdense de Gaza, Siria, Irak, Egipto y demás lugares donde la injusticia, la miseria y el dolor campan a sus anchas.