Infomarreuecos.sa Lo que yo pienso…. Abderrahman Benyahya

0
46

El nacimiento de un medio de información, en cualquiera de sus formatos, al margen de su  línea editorial o ideológica, es siempre una grata noticia, eso sí, siempre que sea respetuoso con la libertad de expresión, porque si no estaríamos hablando de un mero patento para consumo de grupos determinados con ideas prestadas y dispuestos a escuchar o leer solo aquello que alimente sus prejuicios.

Por eso me alegra la creación de este sitio, máxime, cuando es un foro en el que nos podemos comunicar y expresar en español, lengua por la que me siento representado, si tenemos en  cuenta que es la lengua de mi aprendizaje y de comunicación rutinaria, que compagino con mi lengua materna o vernácula, que es el tamazight, dos lenguas que no consiguen llenar del todo

el vacio que  me produce el desconocimiento de la lengua Árabe  y el darilla, lenguas que compartiría con la totalidad de los pueblos hermanos magrebíes y facilitaría la comunicación con casi todo el mundo musulmán. 

Sin   duda,   considero   que   la   lengua   española,   que   conocen   más   de   cuatro   millones   de marroquíes,  sigue   siendo   una   lengua,   si   no   menospreciada,   al   menos   infravalorada,   una

Situación de la que en principio asume parte de responsabilidad España, la propia francofonía imperante, y como no, una elite política proclive a la hispanofobia. Una pena, si tenemos en  cuenta que es un instrumento fundamental para la construcción de cualquier relato dirigido al vecino del norte, y como no, un instrumento de comunicación con el continente americano, desde el que poco se sabe de Marruecos.

Por   ello   aprovecho  ésta  ocasión   para   felicitar  y   reconocer   el   esfuerzo   de   Said   Jedidi,   mi maestro, que no tiene más defecto que el de no ser de Melilla, por la iniciativa de crear éste

lugar de encuentro y espero que de debate, porque estoy convencido que será un instrumento de encuentro entre dos orillas que viven cerca, se conocen poco, comparten mucho y los aleja

poco que parece mucho.  Marruecos y sus hispanoparlantes tienen ante sí la oportunidad de extender puentes, no solo con España y América, también con nuestro sur, con un Sahara quetambién necesita de comunicación, es necesario, además de la diplomacia y la política, la comunicación fraternal y  el español es una buena lengua de comunicación para tal propósito.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here