Juicio Gdeim Izik Alucinante y chocante (*) Gil Chema

0

 “El histórico juicio está siendo seguido por decenas de observadores internacionales y, en el mismo, participan abogados marroquíes -quienes dirigen las defensas de los acusados y la acción civil de las víctimas- así como abogados franceses, belgas y un español.

    Las entrevistas con periodistas suelen ser de lo más curiosas, algunos, en seis años ni siquiera se han acercado a las víctimas y hasta una reportera dudaba que en realidad hubieran aparecido los cadáveres. Justo al lado de donde me decía tal cosa, estaban sentadas varias viudas y dos huérfanos; no debía conocer sus caras, si las hubiera visto alguna vez no habría dicho semejante disparate, lo que pone en evidencia que para los periodistas, los protagonistas del juicio, son los acusados; mientras que las víctimas de la violencia más salvaje es como si no merecieran la atención.

    Los acusados no pueden ser vistos o señalados como culpables, pues sus derechos han de ser sagrados y, muy especialmente, el de ser tomados como inocentes mientras no se pruebe su culpabilidad; pero sobre lo que no hay duda es que en el desmantelamiento de Gdein Izik hubo unos muertos, fueron asesinados once servidores públicos marroquíes, desarmados, fueron lapidados, algunos degollados. Estas fueron las víctimas y es a ellas a las que se busca hacer justicia; aunque haya periodistas que estén dispuestos a asentar de manera adelantada la condena sobre los propios fallecidos.

    En España, desgraciadamente, las víctimas del terrorismo también fueron opacadas. Basta ver la escasa atención que los medios españoles y sus periodistas dirigen sobre las trescientas víctimas españolas del Frente Polisario, a las que por fin, después de 40 años de tenerlas escondidas, se empieza a reconocer como VÍCTIMAS DEL TERRORISMO”.

(*) Chema Gil.- analista sobre cuestiones de Seguridad y Terrorismo del International Security Observatory