La demonización de asuntos de Marruecos en prensa española

0
135
Mokhtar Gharbi: Redaccion Tànger

  La prensa española tiene un gran problema de  honestidad y credibilidad respecto a los asuntos marroquíes, pero su problema más grave es de  inventar  temas y cosas que solo existen en la mente torcida de algunos medios y periodistas.

   Empezamos, España tuvo un presidente de gobierno, a mi parecer y al de muchos, el peor de su historia, Por lo menos en lo relacionado con la política exterior, no es importante la interior, porque sólo importa a los españoles. Josa Maria Aznar, tanto en el gobierno como fuera, se comportaba como voz del diablo, participó en la ocupación y la destrucción de un estado soberano, Irak, junto a los otros dos criminales de guerra, Boch y Blear (no es importante cómo se escriben sus nombres), hizo cosas y declaraciones muy racistas sobre el Islam como religión y sobre los musulmanes en general, entre otros actos y declaraciones muy graves hacia la humanidad, contra la convivencia y la tolerancia y la humanidad en general.
    Llegamos a lo relacionado con nuestro tema, Aznar, después de que fue expulsado del gobierno por la voluntad de los españoles, y por ser como es, consiguió varios contratos internacionales, de millones de dólares, como experto y analista, todos, o casi todos relacionados y al servicio de casi una solo agenda, promocionar y comercializar los crímenes contra la humanidad, particularmente a favor del sionismo mundial, los crímenes cometidos por la ocupación sionista en Palestina, e incitar contra los palestinos y sus derechos, y por supuesto, contra el Islam y los musulmanes. Además, ha sido un verdadero verdugo con todo lo relacionado con Marruecos, como estado y con los marroquíes, como un pueblo. Sus actos al respecto fueron como una enfermedad crónica e incurable.

En todo esto, en la prensa española no hubo serias críticas ni objetivos comentarios, pero, últimamente subió a la superficie un asunto muy normal y demasiado corriente, un caso, a la vez igual y diferente del que acabamos de exponer, pero, la prensa española insistió de darle un giro ladeado hecho de polémica y de acusaciones de pura demonización  premeditada.

Ana Palacio, ex ministra AA.EE de España,
   Ana Palacio, la que era ministra de asuntos exteriores en los años 2002-2004 en el gobierno de Aznar, es actualmente objeto de ataques y acusaciones en la prensa española, simplemente porque tiene un contrato científico, y no político, como experta en la Oficina Jerifiana de Fosfatos OCP de Marruecos. Este contrato la situa entre un grupo de expertos en el consejo asesor del grupo OCP.

La prensa española, “ABC” en particular, tuvo una imaginación desconsiderada y la “audacia” de acusar a la señora Palacios de haber sido contratad por Marruecos para “defender el Sáhara como territorio marroquí y es parte de un grupo de expertos que defienden el plan marroquí de la autonomía”, lo que causó una gran sorpresa para Palacios por estas erróneas informaciones inexactas “no tengo ningún contrato con Marruecos, sino con el grupo OCP como el primer productor mundial del fosfato” aclara Palacios, y añade, según ABC “el objetivo de mi visita a la ciudad de Laayoune es la medición del impacto de las actividades de Fousbucraa y las inversiones en la infraestructura en la región y sus habitantes”.

  Juzguen ustedes mismos y comparen entre los contratos y contratos, entre agendas y agendas y entre las tendencias y las tendencias. Lo de Aznar es lo suyo y los de Palacios es totalmente diferente. Uno trabaja según una agenda política dudosa y destructiva y el otro en un ámbito científico claro y  constructivo.

 

  

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here