La estrategia nacional en la lucha contra la ideología extremista Mokhtar Gharbi.-Redacción de Tánger

0
Abdelhak Khiame, director del BCIJ

Infomarruecos/Conacentomarroqui

   En un coloquio sobre “la regionalización y las políticas securitarias” organizado la semana pasada en Tánger, el jefe del “Buró Central de Investigaciones judiciales” BCIJ (dependiente de la Dirección General de la Seguridad Nacional, y llamado por los marroquíes FBI de Marruecos), Abdelhak Khayam, instó a los pensadores e intelectuales marroquíes a participar en la estrategia nacional para luchar contra el terrorismo y la ideología extremista, asegurando que el enfoque securitario, en sí mismo, no es suficiente para acabar con el fenómeno terrorista, sino sea paralelo al enfoque económico y social para afrontar la ideología extremista.
En su intervención en el coloquio, Abdelhak Khayam subrayó que “el enfoque securitario no puede acabar con cualquier tipo de crimines, especialmente el crimen organizado o terrorista”, añadiendo que “El enfoque securitario para tratar con el fenómeno terrorista en nuestro país se centra en las tendencias sacadas de los discursos del Rey Mohamed VI, basadas en las  intervenciones de seguridad proactivas, la rehabilitación del campo religioso y la lucha contra la vulnerabilidad y la exclusión social”.
Khayam criticó la debilidad del papel del pensador en la lucha contra el extremismo, resaltando los esfuerzos de la seguridad de sus servicios centrales, que van en paralelo con la participación de los actores de la sociedad civil en la lucha contra la pobreza y la vulnerabilidad, pero el papel del pensador todavía es débil y ausente “el fenómeno terrorista se basa en la ideología, y ésta debe ser parte que interesa también a los pensadores e intelectuales”

Según el jefe de la “Oficina Central de Investigaciones judiciales” (BCIJ) la política securitaria del Reino se basa en el tratamiento del fenómeno terrorista con total respeto de los Derechos Humanos, contando con el principio del equilibrio entre el enfoque securitario en sus intervenciones y el pleno compromiso con las convenciones internacionales de los derechos humanos y las libertades fundamentales, con tal que no se puede sacrificar el derecho de la vida y la seguridad en confrontar al terrorismo bajo cualquier pretexto, a la vez comprometiéndonos con los ideales de La tolerancia y la paz.